Just another WordPress.com site


a113                                       

                          RUEDA DE LA MEDICINA.

                                                   Círculos Gnósticos.

 

El circulo de la eternidad o Mándala, están apareciendo en Colombia, satisfaciendo una necesidad creciente de aprendizaje, en 1985 le di creación a  mi primer círculo, buscando personas para que me apoyaran la elementoterapia.

Empecé con 6, y no fue hasta más tarde que el grupo empezó a extenderse.

En una rueda de medicina descubrimos, que todos hacemos falta; todos marcamos un a diferencia, juntos podemos recuperar nuestro poder como seres humanos, y cocreadores de la vida en el planeta. Nuestro lema es “Superar la Prueba de los Cuatro Elementos, y que empiece conmigo”.

Iniciamos o que más tarde se llamaría la rueda de la medicina,

Viéndonos una vez por semana, éramos personas muy diferentes, pero que unidas aprendimos a ser sanadores de nosotros mismos y de los demás, no seguíamos ninguna pauta o modelo en particular, a medida que avanzábamos íbamos formando nuestra 2ª Cámara, a medida que avanzábamos, utilizando lo que funcionaba o modificábamos, o dejábamos lo que no, aunque nuestra pauta, nos las dejo el maestro, cuando dijo que: “La Elementoterapia en un futuro no muy lejano , ocupara la seguridad social de nuestro país”.

Te estoy invitando a que crees una rueda de la medicina, que cubra tus necesidades y que encaje en tu personalidad “Servicio por la humanidad” vivimos una época de cambios increíbles, el avance espiritual va de la mano con la contaminación, las enfermedades y una alteración global de la atmosfera, en medio de todos estos cambios es fácil sentirse insignificante o perdido,  sentir que no hay nada que podamos hacer para evitar estos efectos negativos, pero en comunidades de todo el mundo, la gente se está reuniendo-en círculos de sanación, para crear el clima que lleva a la trasformación del mundo, no leerán nada de nuestro trabajos en los periódicos, ni en la televisión, pero cualquiera puede crear un  circulo de sanación-Y tú también.

En el círculo de sanación tendrás la oportunidad de experimentar la alquimia del morral, preparando las altas dosis de las sales bioquímicas que se nos dice en el manual de alquimia.

Para los Curanderos Elementoterapeutas, es muy importante situarnos en el mundo de los elementos, cuando sabemos situarnos conseguimos ordenar el caos, y con ello nos colocamos en una situación para ejercitar nuestro poder, sin mapa estamos perdidos, avanzamos sin rumbo en dirección desconocida, en la elementoterapia, aquellos que no tienen un principio organizador de su mundo, están intrínsecamente faltos y consiguientemente no alcanzan el éxito.

El primer de estos temas organizativos es el “Árbol de la vida”,  constituye el principio organizativo supremo del cosmos.

Este árbol de gran magnitud tienen sus raíces en el centro de la tierra, las profundidades es el mundo de la muerte.

Los sanadores viajamos a este territorio cuando queremos recuperar conocimientos perdidos, o comunicarnos con nuestro antepasados, es el lugar donde encontramos la mayor parte de la información relativa a la supervivencia, y a la curación de dolencias y enfermedades, este territorio de las profundidades es conocido como el almacén de todos los instintos y conocimientos relacionados con la supervivencia en el cuerpo físico. Viajar al país de la muerte sin un guardián y aliado, no obstante, no es aconsejable a causa de los peligros ocultos que nos pueden amenazar allí.

Esto está ocurriendo en Colombia, con personas que se van a tomar yagé, con guías no preparados, y la toma en horas no apropiadas.

El tronco del árbol de la vida, se sitúa en el mundo intermedio, o territorio equivalente a nivel mágico a la realidad cotidiana. En este territorio encuentran las respuestas a los problemas corrientes de cada día.

A menudo se ilustra el tronco del árbol de la vida en forma de cuadrado, con cada uno de sus ángulos orientados en las cuatro direcciones. Las cuatro direcciones se refieren a las cuatros estaciones: El este para la primavera y todos los comienzos; El sur para el verano, el sol, el crecimiento, el avance y la productividad; el oeste para el otoño, las consumaciones, la muerte y la trasformación; El norte para el invierno, la gestación, la contemplación y el renacimiento.

Las ramas del árbol de la vida, se encuentran en el mundo superior, territorio de inspiración y visualización del futuro. Es el reino de la creatividad, del vuelo y de la libertad sin límites.

a114

 El alumno debe ejecutar 20 test del Árbol, para ir aprendiendo a diagnosticar, importante que te podamos calificar.

                                        TEST DEL ÁRBOL.

 

Análisis que hace el Curandero:

Se debe comenzar por dividir el papel en 3 zonas;

Inferior: Es la parte material, instintiva.

Media: Es la parte afectiva, emocional. Denota el carácter, la sensibilidad, las reacciones con el medio ambiente.

Superior: Manifiesta el talento, el espíritu, el ideal, el yo.

Esta división inferior, media y superior, es clásica y común a la grafología y fisionomía.

 Además de esta división será importante tomar en cuenta la zona izquierda y la zona derecha.

Izquierda: Significa el pasado, todo aquello que de una u otra manera formo o deformo la personalidad del individuo.

Derecha: El futuro, los propósitos y proyectos, según el árbol se dirija hacia uno u otro lado, podrían analizarse con más precisión las características del individuo que acentúan sus inclinaciones.

 a115

LAS PROPORCIONES DEL ÁRBOL:

 GRANDE: Tendencia a destacar, vanidad, pedantería, egoísmos, deseos de proyectarse, Afán de superación.

NORMAL: Equilibrio, conformismo, mediocridad.

PEQUEÑO: Complejo de inferioridad, frustración, apocamiento, modestia, humanidad.

 LA COPA:

GRANDE: Afán de superación, egocentrismo, vanidad.

MUY GRANDE: Orgullo desmedido, endiosamiento.

PEQUEÑA: Inmadurez, inestabilidad.

MUY PEQUEÑA: Personalidad totalmente inmadura, complejo de inferioridad, carácter oscilante.

PUNTIAGUDA: Combatividad, carácter colérico y agresivo, amargura.

ACHATADA: Carácter taciturno y melancólico, depresión, inmadurez, apocamiento.

REDONDA Y BIEN MODELADA: Escrupulosidad, orden, narcisismo, amaneramiento.

EN ESPIRAL: Capacidad de adaptación, sensibilidad, simpatía, jovialidad, facilidad para comunicarse con los demás.

EN FORMA DE LANZA O LANZAS: Malhumorado, impetuoso, agresivo.

CON RAMIFICACIONES FINAS: Exquisita sensibilidad, afán de superación, deseos de agradar, aptitudes artísticas en ocasiones.

EN RAMIFICACIONES GRUESAS: Vanidad, maneras estudiadas, carácter grosero en ocasiones, energía, espíritu valeroso.

RAMAS EN TODAS LAS DIRECCIONES: Mínima capacidad de adaptación, espíritu contradictorio, carácter vehemente, inconsecuente.

 a116

EN FORMA DE ERIZO: Agresividad reprimida, carácter poco comunicativo, amargura, frustración, carencia de medios de proyección.

PARTE DERECHA PROMINENTE: Espíritu extrovertido, energía, capacidad de adaptación, falta de confianza en sí mismo, carácter a veces contradictorio e irresoluto.

CON HOJAS, FLORES Y FRUTOS: Carácter comunicativo y generalmente extrovertido, ostentación, afán de impresionar, vanidad, jovialidad, deseos de compenetración con los demás, energía, mediana sensibilidad.

CARENCIA DE COPA: Frustración, complejo de castración, también puede indicar debilidad mental.

ELEMENTOS VARIOS: (Nidos, pájaros, lagartijas, u otros animales, nieve etc.): espíritu burlón y un tanto infantil.

LAS RAÍCES: Son pocas las personas que pintan raíces en  un árbol, las raíces denotan la parte más instintiva del individuo.

POCAS RAÍCES: Fijación a los más material, pero con deseos de desprenderse.

MUCHAS RAÍCES: Instintividad primaria, sensibilidad primaria, crudeza, materialismo. Carencia absoluta de miras espirituales y actuación por reacción.

 

CARACTERÍSTICAS DEL SUELO: a117

MONTAÑOSO: carácter complicado y tortuoso, egoísmo.

ASCENDENTE: Poco comunicativo, introspección, timidez.

DESCENDENTE:   Mala capacidad de adaptación, falta de voluntad y apocamiento.

RECTO: Equilibrio emocional.

CARENCIA DE SUELO: Inestabilidad emocional, animo oscilante, inmadurez.

CARACTERÍSTICAS DEL TRAZO: 

Quizás sea el trazo uno de los elementos que más importancia tenga si bien se ha venido dejando un poco al margen. El trazo puede ser revelar al analista, mucho sobre el sujeto.

 FIRME: Denota equilibrio, estabilidad.

VACILANTE: Inmadurez, falta de confianza en si mismo, timidez.

ESPONJOSO: (Parece continuo y no lo es por débil): falta de seguridad en uno mismo, exquisita sensibilidad que puede llegar a parecer afectación, debilidad emocional.

RÁPIDO: Energía, decisión, valor, afán de superación. En ocasiones agresividad.

LENTO: Re-flexibilidad, lentitud, paciencia, carácter flemático y de acciones altamente meditadas.

MUY LENTO: Debilidad mental, totalmente inseguro.

NO CONTINUO: Inestabilidad, frustración, inseguridad, repentinos cambio s de humor.

FLOJO: Carácter sugestionable y fácil de impresionarse, debilidad.

 

CARACTERÍSTICAS DEL TRONCO: 

TRONCO MUY DELGADO: Sensibilidad exquisita, debilidad de carácter, inmadurez.

TRONCO DELGADO: Delicadez, sensibilidad, afán de comportarse bien con los demás.

TRONCO MUY GRUESO: Ideas fijas, espíritu primitivo, maneras que puede lindar con lo salvaje, reacciones meramente instintivas, espontaneidad, lentitud mental.

TRONCO GRUESO: Agresividad, violencia, deseos de imposición que nace de un complejo de inferioridad.

TRONCO DE BASE ANCHA: Espíritu practico, materialismo, carencia de idealismos.

TRONCO DE BASE DELGADA: Idealismo, buena sensibilidad, carácter espontaneo con reacciones infantiles, contradictorias.

TRONCO RECTO: Mente clara y despierta, buena disposición, facilidad de adaptación, inmadurez, en ocasiones rigidez, ideas fijas, in-amabilidad.

TRONCO CURVO: Afán de superación, deseos de colaborar positivamente con los demás, fidelidad.

TRONCO RECIO EN LA PARTE DERECHA Y CURVO EN LA PARTE IZQUIERDA: Frialdad aparente, trato distanciado con los demás, sin capacidad de comunicación, mundo interior rico en sensibilidad, carácter aparentemente contradictorio.

TRONCO CURVO EN LA PARTE DERECHA Y RECTO EN LA IZQUIERDA: Enteramente contrario del anterior, hipocresía, cínico, con apariencias dulce por cuanto lo rodea, interiormente frío, rígido, descuidado y de poca sensibilidad.

RAMAS U OTROS ELEMENTOS EN EL TRONCO: Espíritu juguetón e infantil, carácter contradictorio, sensibilidad algo primitiva, sin madurez emocional, poca seguridad en sus decisiones, apatía.

FUERTE: Deseos de sobresalir, confianza en sí mismo, vanidad, en ocasiones violencia.

MUY FUERTE: AGRESIVIDAD, sadismo, egocentrismo.

RECIO: Inflexible, de ideas fijas, dominio de sí mismo, poca sensibilidad.

CURVO: Delicadez, sensibilidad exquisita.

 

 

Próxima EntregaPRIMER CURSO DE ELEMENTOTERAPIA “MEDICINA OCULTA Y MAGIA PRACTICA”    “MANEJO DE MEDICINA DEL MORRAL

Cupo Limitado.

Reservas e información,  en la siguiente dirección de correo:

juverosorio@gmail.com

Duración: 2 días.

Fecha: 6 y 7 de Agosto 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: