Just another WordPress.com site


FISIOLOGÍA ESPIRITUAL

ORGANON COLOMBIANO
EN 200 Parágrafos
JUVER OSORIO R
Farmacista de 2° orden

LA TERAPÉUTICA HOMEOPATICA

ENTREGA 4

Parágrafo No. 91:

¿De qué forma el medicamento potenciado (hechizado) puede subir las vibraciones del ambiente donde permanece la persona señalada para este acto de sanación?

El medicamento usado y trabajado por un verdadero sanados desempeña la función de captador de energía superior y a su vez condesa las vibraciones en el lugar en donde es colocado, aunque estos medicamentos fueron materiales, con el trabajo del sanador vibran en el campo Etéreo o Astral porque son energía condensada bajo la suprema voluntad del sanador que acciona en la intimidad electrónica de la sustancia, es decir en su “elemental” se produce una excitación magnética o superactividad pero en sentido positivo que más tarde alcanza el aura del paciente, subiendo el campo vibratorio.

La tradición dice que el hechizamiento realizado sobre el rastro del paciente es muy eficiente y difícil de destruir o “quebrar” debido a que la condensación de los fluidos perniciosa se hace directamente en el campo magnético del aura de la energía en liberación del paciente. El haz de partículas radioactivas del paciente que permanece activo y en estado de ebullición en el área del tratamiento favorece la imantación compacta y penetrante en el aura de la persona.

Son muy contados los sanadores inteligentes que obtienen curas extraordinarias en sus pacientes, poniendo en juego palabras creadoras a su vez dinamizan las “formas y pensamientos” que terminaron por destruir las acumulaciones fluídicas enfermizas, sin embargo el éxito del sanador depende del eficiente cooperación de los espíritus encarnados que ayudan al sanador ¿Por qué fallan los tratamientos homeopáticos? Sencillamente porque no conocen la ley de afinidad y el medicamento homeopático así se diga que es energético, el sanador desconoce la “dirección vibratoria” (cuantificada) aparte del pobre informe energético con que sale de la fuente (farmacia) para completar el panorama, todos los homeópatas formulan a ojímetro y terminan dando un medicamento muerto o despotenciado.

Parágrafo No. 92:

1. El sanador actual desconoce el magnetismo terapéutico, ya que no conocen la forma de fijar o condensar las energías imponderables cuando el medicamento se potencia teniendo en cuenta la “Egrégora” este se transforma en un elemento intermediario o de ligazón entre el magnetismo y el enfermo, el hombre es un espíritu o núcleo espiritual, que centraliza en si todos los tipos de fuera, correspondientes a los diversos planos de vida. El cuerpo físico es el vestido transitorio de menor importancia en el conjunto de la persona, pues la energía que allí se condensa en forma de materia, constantemente trabaja para liberarse y retornar a su plano de vida original esa energía aprisionada en todas las formas del mundo produce en su exudación permanente; las diferentes auras que conforman las radiaciones de los objetos y de los seres, es la polarización resultante del impulso centrífugo de la energía condensada intentando readquirir su vivencia normal o estado de absoluta libertad.

Parágrafo No. 93:

2. En el universo todo se mueve, vibra y circula a través del Éter transmisor de la vitalidad cósmica, conforme sea la variación de la escala y su forma de vibrar se manifiestan los diferentes estados de la materia, el espíritu del hombre acciona en un constante campo vibratorio de fuerzas, los cuales se mueven en todos los sentidos y también obedecen a la voluntad potencializada de aquellos que conocen las leyes que regulan sus funciones en el cosmos.

Como se ha preparado el medicamento, tal medicamento funciona como un condensador, captando las energías que rodena al enfermo para subir la frecuencia vibratoria, haciéndola sanativa, esto me recuerda a los aparatos de radio cuya mala emisión debido a su funcionamiento distorsiona o enrarece la música transmitida.

Parágrafo No. 94:

3. Activa las fuerzas del Astral superior activando las reacciones en cadena magnética en el medicamento preparado que debe funcionar como un detonador continuo en el mundo fluidico. Además quebrar o romper la enfermedad exige determinado trabajo, debido a que se deben invertir lo polos interiormente basa mentados por la concentración de los fluidos coercitivos.

Cuando manejamos el campo del magnetismo terapéutico el sanador maneja una serie de “cosas” y objetos que favorecen la fijación y condensación de las energías imponderables, el agua cuando es fluidificada, se transforma en un elemento intermediario o de ligazón entre el magnetismo y el enfermo.

Parágrafo No. 95:

¿Podría conocer el mecanismo que promueve las acciones del medicamento en el campo psíquico?

Los acontecimientos de la vida están ligados íntimamente a la acción de la energía sobre la materia. El concepto actual de materia es el de energía condensada o fuerza coagulada, siendo así la materia aunque sea unas partículas de fuerza condensada accionan fuertemente en los campos vibratorios de los planos Etéreo astral y mental, de donde se originó desde esa materia o energía acumulada sea accionada con impetuosidad, aumentará su acción en los correspondientes planos vibratorios de su hábitat natural, esa actividad se amplía tanto como sea la capacidad de activar o excitar la sustancia materia haciéndola repercutir en dirección a su campo dinámico y natural.

Parágrafo No. 96:

4. Si accionas con cierta fuerza la materia, activareis concomitantemente en los planos energéticos de donde ella proviene, porque hubo una “condensación” o “aglomeración” para los sentidos físicos. Esa energía presente en todos los cuerpos y aprisionada en los límites de la forma se expande continuamente formando las “Auras” de los minerales vegetales y seres humanos, el campo magnético en la superficie de los cuerpos físicos, es muy rico en radiaciones, es decir en partículas magnéticas que se disocian continuamente en todas las expresiones de la vida material, habiéndose observado por el ser humano también es “energía condensada” entonces tiene a su alrededor un campo radioactivo y por ende deja tras de sí un rastro de partículas radioactivas, por las cuales los perros se orientan utilizándolas como verdaderos “Faros” de origen animal.

Parágrafo No. 97:

5. El éxito del sanador depende de la eficiente cooperación de los espíritus desencarnados que ayudan al sanador.

Parágrafo No. 98:

6. La curación con el medicamento es un fenómeno muy lógico y positivo porque la acción sanativa es activada desde el campo de las energías libres, en correspondencia con las energías que pertenecen a los seres objetos o cosa. El trabajo más importante del sanador es invertir la polaridad de esas fuerzas, empleándolas en sentido curativo, tal como sucede con las energías de la naturaleza descubiertas por el hombre.
Recordemos que hay un elemento fluido bueno y terapéutico que preserva la salud, por lo tanto el medicamento debe ser un verdadero “acumulador” o “condensador” de fuerza que obedece a la voluntad experimentada del sanador.

Parágrafo No. 99:

7. Un verdadero sanador dinamiza la energía o el electrosismo contenido en la intimidad de la materia, para luego producir las combinaciones fluidas, que más tarde proyectará a través de la dirección vibratoria, ¿Qué significa la dirección vibración? La dirección vibratoria es el objeto o cosa que pertenece al paciente y que el sanador ajusta en su trabajo como catalizador de la medicina, sirve de orientación para la carga benéfica, tal como los policías hacen con los perros de caza al darles un trozo de prenda, que el animal después se encarga de buscar a su dueño. Así la efectividad del medicamento radica en ley de afinidad de los experimentos de la física y la química, la que disciplina la relación y propiedad de los cuerpos entre sí, además los implementos se impregna de las emanaciones de sus dueños, por lo mismo es que sirve de “Dirección vibratoria” para las operaciones de la medicina a distancia.

En lo que respecta a los efectos sanadores que accionan sobre el paciente a tratar, el sanador lo consigue a través de la “Proyección” de los fluidos benéficos y curativos que se multiplican en el campo electrónico de los medicamentos preparados bajo la técnica de la reducción vibratoria.

Parágrafo No. 100:

8. La intención principal de sanador es vincular la organización psicofísica del paciente y elevarla a través de las fuerzas superiores emitidas por el medicamento condensado y catalizado para su acción benéfica, después se procesa la omnificación de esas energías elevadas en perfecta reacción con el circuito magnético, el sanador después de esa preparación, se limita a controlar y activar radiónicamente el fluido pernicioso entre los condensadores y el paciente bajo la acción continua de la carga fluida, de naturaleza inferior la persona mejora y eleva el tonus vítale y eleva su defensa áurica.

El proceso de catalizar o dinamizar objetos para el trabajo de la salud tiene cierta analogía en la operación de “Electrizar” o “Desenvolver” la propiedad eléctrica y natural de las cosas y de los seres en términos de electricidad, podrimos decir que los objetos hechizados y saturados de fuerzas primarias y fluidos eléctricos accionan sobre el paciente y es “Electrizar” continuamente pudiendo conducirlos a la curación y elevación espiritual.

Parágrafo No. 101:

9. ¿Es posible que un medicamento elimine las perturbaciones a distancia, sin que exista acción física o material?

Es la ley de “Correspondencia vibratoria” la materia reacciona sobre la materia, la electricidad sobre la electricidad y el magnetismo como así también el fluido, la reacción el sentimiento y el pensamiento proceden de igual forma en cada caso, y como los objetos cosas y seres del mundo, a pesar de su contextura y configuración física son el campo de las más variadas energías condensadas del cosmos, las mismas pueden activarse por las fuerzas del mismo nivel de vibración y descargan su carga saturada sobre las personas fijadas por el sanador.

El paciente se vincula al campo vibratorio, por medio de su doble etérico, convirtiéndose en una especie de estación receptora de buenos fluidos, una especie de hilo a tierra, que recibe el impacto benéfico y descarga los residuos hacia la tierra, en un flujo continuo de carga y descarga.

Parágrafo No. 102:

En un futuro no muy lejano los homeópatas radiónicos podrán aclarar fácilmente los procesos de hechizo o encantamiento por el análisis de su acción análoga al control científico de ondulaciones, frecuencias, electrización, inducción, acoplamiento, carga dinámica, estática o modulaciones. Hechizo o quebranto, pases, telepatía, radiestesia, psicometría, mal de ojo, amuletos talismanes, sahumerios, baños de descarga, hipnosis fenómenos mediumnicos de levitación bilocación desmaterializaciones o voz directa agua fluidificada, serán explicadas científicamente. Sin quedar ninguna duda, entonces, los científicos comprobarán que todo proviene de una sola fuente de energía, aunque varíen sus frecuencias, pero se manifiestan bajo una implacable disciplina vibratoria, en forma de hechos poco comunes, pero no “anormales” como se dice actualmente por falta del conocimiento en la materia.

Parágrafo No. 103:

10. ¿Qué es el tonus vital?

Es el prana o fluido vital que se exuda por el doble etérico, en el proceso de la absorción o exhalación para equilibrar las formas físicas y sustentar al periespíritu durante la encarnación, ese tonos vital es sutil, grosero, tenue o espeso, radiactivo u oscuro, vigoroso o débil, conforme sea el temperamento y la graduación espiritual del ser humano, el prana es el soplo vital, el que sustenta la vida, la energía que da resistencia, actividad y reacciones de los seres vivos, es el potencial vivificante pero deja residual, así como quedan las cenizas después de la combustión.

Parágrafo No. 104:

¿Qué es el Éter Físico?

Sin el Éter Físico no existiría la vida, el cual es exudado por la tierra y funciona como transmisor o puente que aporta el prana emanado del sol, el éter físico fluye por el doble etérico del hombre y se manifiesta bajo 4 aspectos o estados de energía, responsable por los fenómenos inherentes a la existencia humana.

Parágrafo No. 105:

11. El éter químico está afectado a la asimilación de los elementos nutritivos del ser y de los vegetales, inclusive al medio de excreción de la materia no utilizada; el éter vital es el medio de propagación y continuidad de la vida y distinción del sexo; el Éter luminoso, medio de percepción sensorial, responsable por la formación de los 5 sentidos y en especial de los ojos, modelador del cristalino, el cual genera el calor de los hombres y en los animales superiores, estabiliza la clorofila en los vegetales, proporcional los colores en las flores , coordina la circulación de la sangre y la sabia en las plantas, el Éter reflector, que refleja las imágenes de los hechos grabados en la “memoria” de la naturaleza “En donde comúnmente actúan los psicómetras radiestesistas y médium de videncia común”.
El Éter se volatiliza fácilmente del periespíritu cuando es utilizado par vitalizar pensamientos sublimados, pero se densa manifestándose en un aspecto grosero.

Parágrafo No. 106:

13. ¿Por qué los residuos Vitales resultantes de la actividad humana se acumulan a la altura de los chacras del doble etérico en conformidad a las actitudes mentales y sentimientos de las personas?

Las personas que se desequilibran durante el día, en su vivencia emotiva y mental, cuando reposan por la noche se le acumula un residual de Éter físico de baja categoría, a la altura del Chakra que corresponde al tipo de energía usada en la consecución de los vicios y pasiones desordenadas, las aventuras indignas en el campo de la sexualidad, coagulan un residuo vital inferior a la altura del Chakra Genésico, en la base de la espina dorsal, conocido como “Kundalini”, la glotonería y el carnivorismo acumulan una carga vital ordinaria sobre el Chakra esplénico en la región del bazo, permitiendo la impureza de la sangre, los sentimientos de odio, celos y envidia, hacen converger el fluido vital inferior hacia el Chakra cardiaco, afectando el funcionamiento normal del corazón.

Por las antiguas magas, pero no hay ninguna mención sobre su verdadero significado en los libros homeopáticos, solo referencia.

A). Se dice en la ley de similia que se encuentra para cada enfermo su remedio particular.
¿Será que con los síntomas semejantes a los de los enfermos es suficiente el medicamento?
¿y cómo hace para saber el señor que expende el medicamento y el mismo homeópata, que la dosis no exagera desde la enfermedad?
Estamos hablando de medicina energética. Entonces, ¿Cómo mide el energismo del paciente, y del remedio?, ya que en mi experiencia he encontrado pacientes que energéticamente sobre cien se encuentran entre 80 % y 90% y los medicamentos de las farmacias no pasan del 70%. Entonces a que remedio único se refieren.

B). La experimentación pura nos permite producir síntomas semejantes a los de un enfermo ¿Entonces cómo hacemos para saber cuál es la dosis que no sobrepasa a lo de la enfermedad ya existente?
¿Cómo se logra esta dosificación, como cuantificamos esta energía?
¿Y cómo sabe usted apreciado colega que con su dosis infinitesimal ha logrado provocar solo el estímulo racional de defensa?
No por efecto del medicamento sino antes de suministrarlo, es esencial determinar las condiciones existentes en los centros de fuerza y los cuerpos sutiles a fin de acercarse a la causa de los desequilibrios en los campos de fuerza del hombre determinan la condición de cada Chakra mayor, es el trabajo principal del sanador, estos centros de fuerza deben hallarse funcionando perfectamente, a fin de suministrar al cuerpo la cantidad y la cualidad correcta de energía, cualquier desviación de la normal crea un desequilibrio, el cual puede finalmente concluir a la patología orgánica.

C). Eliminar toda acción química del medicamento ¿Será que con diluir 1cc de medicamento en 99cc del vehículo y solucionarlo 200 veces aumenta la potencia?, o no será que primero hay que descomponer la materia analizarla y purificarla para que exponga su estado original y pueda recibir sustancia porque significa, levantar al caído y al depravado, al inmundo y restaurarlo a su estado divino original.

El proceso se divide en 7 fases.

1. Destilación Marte
2. Putrefacción Luna
3. Solución Júpiter
4. Sublimación Saturno
5. Calcinación Mercurio
6. Coagulación Venus
7. Tintura Sol

Cada fase del proceso alquímico se corresponde con una fase en el crecimiento del alma. (Ver = Espagíria) hablado de “dinámica” es la luna la que hace pasar todas las cosas. Dentro del cuerpo humano periodo crítico en ciertas enfermedades. Por cuyo motivo es muy importante conocer la influencia de este planeta.

Chacras cardiacos afectado el funcionamiento normal del corazón las reales palabras, las maldiciones, el mal uso del verbo aglomeran residuos vitales nocivos alrededor del Chakra laríngeo, atacando la región tifoidea y el órgano vocal. Sin embargo es el Tonus vital que se forja a la altura del Chakra frontal, que después refluye hacia el cerebelo, durante el sueño la energía mental degradada por los malos pensamientos sirve para que los espíritus malhechores afirmen sus planes diabólicos: contra los encarnados en el proceso nefasto de la obsesión, el ectoplasma también guarda cierta semejanza con la región del Chakra etérico donde se produce.

Parágrafo No. 107:

¿Qué relación guarda esta discusión con las medicinas alternativas?

La relación es clara; para soportar las teorías de apoyo se requieren múltiples experiencias, y tienen que pasar el filtro inclemente de los detractores y de los escépticos. Mientras no se logre el consenso entre las dos partes, las teorías seguirán siendo marginales a la ciencia.
Con esto espero aportar un granito de arena para que la verdad salga a la luz. Bienvenidos los investigadores serios y honestos en esta magna obra.

Ya! es hora compañero homeópata, que usted se percate, de que existe, una fuerza sutil Éterica¡ Esta conferencia está cargada de energía sutil!, quizás ya se haya dado cuenta de ello, al tomarla en sus manos, posiblemente la carga de energía, de la conferencia, fue lo primero que atrajo su atención, ahora si usted es de los no creen, que piensa que no hay energía por que no puede percibirla, entregue la conferencia a un niño y pregúntele por la sensación que siente, en la mayoría de los casos, el niño le responderá que siente un pequeño hormigueo. ¿Cómo es esto posible?, acabo de hacerte un hechizo radiónico, y porque no! Si soy el mago de las energías homeopáticas simpatéticas, y esta conferencia te enseñará que la energía está asociada a los pensamientos, que tenemos, y a las decisiones que tomamos y que esta cargas de energía constituye un elemento que sirve para comprobar todas las ideas implicadas en pensamientos y decisiones.

Si! He tomado la decisión de que cada conferencia esté cargada de energía, para que el lector se convierta en un sanador más capacitado, una mejor persona, estoy seguro que voy a lograr este cometido, y doy gracias a Dios. Y, como sé que hay energía de sobra, para que esta conferencia se mantenga cargada de ella, sin que haya pérdida alguna, esperando que todos puedan manejar estas energías radiónicas.

En la primera epístola a los Corintios 12, San pablo enumera los “Dones del Espíritu”, la capacidad o el Don con que hablo en estas conferencias, puede resultar más breve, y el camino que debe recorrer usted más fácil, en caso de que se comprometa a hacer un receptor de las bendiciones de Dios y se dedique a ello, ayudándose así mismo y a los demás. Con solo trabajar un poco, siguiendo las instrucciones que vienen en estas conferencias, se dará cuenta, de que tiene capacidades que nunca antes hubiera imaginado, uno de los dones enumerados por San Pablo es el de sanar, mis propias capacidades de curación han aumentado mucho con la Radiónica, comprendiendo así que la homeopatía va más allá de lo visto, y a consecuencia de ello, he empezado a enseñar a mucha gente, a convertirse en agentes de curación, ya que todos tenemos el potencial de desarrollar esta capacidad de curación.

Ya es hora de utilizar la homeopatía simpática: La magia simpatética emplea el principio de representar el cuerpo de una persona, mediante un muñeco o una imagen, de suerte que cualquier cosa que se le haga al muñeco, o a la imagen será experimentado, por la persona. “Un momento”, dirá alguien, esto parece Vudú, exacto! se usan los mismos principios, pero en este caso para curarse a uno mismo, o a otra persona, si usted cree que se trata de algo asociado al mal, y que su religión lo prohíbe, considere los resultados obtenidos y la intención con que se realiza esta práctica, aun cundo su religión parezca prohibir esta práctica, probablemente esto sea debido a una mala interpretación de alguno de sus representantes, que se encuentra muy alejado de la religión del fundador, Dios permite que esto suceda ya que se Ajusta a las leyes naturales de Él, que operan en todo el universo, nosotros podemos usar las mismas leyes naturales, a pesar de las cosas que nos diferencian a unos de otros.

Parágrafo No. 108:

La homeopatía simpatética, es un movimiento de energías naturales, que provocan un cambio necesario, no es un proceso sobrenatural, esta magia homeopática no utiliza poderes procedentes del diablo, tampoco es antirreligiosa ni “antidios” sencillamente no tiene nada que ver con religiones (Aunque se puede usar con fines religiosos) no es un arma, tampoco un instrumento sobrenatural, que se pueda usar contra el que me desagrada, no sirve para manipular, ni para destruir, ni para matar, si alguien utiliza la magia en forma errónea, esta acaba por destruirlo a él, hay una norma universal entre magos, y es la siguiente; “No hagas daño a nadie”.

La magia se utiliza para provocar cambios necesarios, dichos cambios suelen denominarse “objetivos”, puede ser salud, amor, protección, paz, prosperidad, espíritu, calidad etc.

Parágrafo No. 109:

LA HOMEOPATIA RADIONICA:

Es un pequeño tratado que devela un asunto delicadísimo y contradictorio en la práctica de la homeopatía; es el momento de romper el tabú, y sacudir los dogmas. Espero al tratar este asunto tan complejo, sea de naturaleza didáctica y accesible a la mente del sanador homeópata popular.

Pueda que este escrito tenga el olor a las cosas agrestes, de sabia fuerte, pero de sabor amargo para los paladares azucarados. Este es un mensaje para las personas liberadas de sectarismos y de preconceptos médicos, que se animan a tomar las rosas donde el viejo jardinero desiste, por temor a las espinas.

Qué pena perturbarles el sueño a los Homeópatas ortodoxos, ya que los asuntos que trato pueden ser considerados como rarezas, como las técnicas de hechizamiento, el doble etérico, cáncer Kármico, prana, Éter cósmico y físico, Chakras, filtros homeopáticos, magia etc.

He sido autodidacta por cerca de 25 años, trabajando en la farmacia en mi laboratorio personal: después de investigar por muchos años y no convencido del sistema homeopático y sus reglas de farmacopea, decido estudiar por mi cuenta la Espagíria o farmacopea Paracelsiana, obteniendo así la Quintaesencia, participé de varios foros, seminarios, talleres y congresos, no solo como participante, sino como conferencista hasta conquistar el Hahnemann de oro de 1986. Seguí la búsqueda en mi país, de personal idóneo, y centro de investigaciones por ninguna parte, aparte de los estudiosos en la materia, el homeópata Raúl Castaño en materia médica, Y Julio Salazar Tapias, como: el mejor iriólogo del continente, Así es que decido con el morral en la espalda y mi compañera, irme, a la búsqueda por 7 años a la montaña, esto a raíz de la lectura de los 6 libros que había en eso entonces, sobre el antropólogo Carlos Castaneda; me interesaba la fórmula del humito para entrar en estado modificados de conciencia, a través de los betacarbolinos, así es que me voy a buscar otras alternativa, encontrando el mundo fascinante de los Shamánes, en el cual he estado hasta la presente, (16 años de búsqueda) he realizado 7 ayunos de cuarenta días cada uno, a solo agua experimentando con los enteógenos colombianos, como el yagé, el pildé, los rapé, el estramonio, el yopo, el yóco, el hacho, la belladona, la cicuta, el eléboro y las daturas, potenciándolas ala 50 milésimal, tercera a quinta potencia en glóbulos que experimentaba en mis ayunos, los de mayor efecto fueron la amapola y la datura, así conseguí un efecto más enérgico, encontrando la dinamización por el magnetismo vital de las plantas de poder. Con su acción pronunciada en el huevo luminoso. Después de contar sobre la toma de la orina al siguiente día de una ceremonia de yagé.
Así es como me doy cuenta, de que el homeópata de hoy sabe muy poco, acerca de las verdaderas fuerzas que pone en acción, desconociendo así el verdadero secreto de la curación, que consiste en manipular la longitud de onda de la naturaleza. Si! El homeópata actual tiene muy poca información sobre la conciencia de la naturaleza para ayudar a los demás.
Lo mejor vino cuando conocí la Radiónica, la cual me acabo de confirmar que la homeopatía es una medicina informática basada en la ley de la analogía, con la radiónica se ha hecho posible que la homeopatía actúa en el ámbito de la molécula, por lo tanto actúa en el plano atómico.
Así es compañero, hoy por hoy sigo desilusionado por la mala enseñanza de la homeopatía en Colombia y la alopatización de las escuelas, así que he decidido quedarme con mi radiónica empírica y seguir siendo el mismo tegua, ya que acá me encuentro bien, es mi elemento, trabajando la homeopatía radiónica rural, curando los cultivos de plagas, haciendo geopuntura a la pacha mama, para alinear sus energías cruzadas, curando a distancia, ya que acá entiendo lo que verdaderamente la gente popular desea, sobre el sanador y su remedio, no impidiendo esto que no pueda regresar a compartir estos conocimientos. Ojala en “Doctor” Cruz no me envié a la hoguera por decir que ayer era homeópata y hoy soy feliz siendo brujo. Pero lo mejor de lo mejor fue cuando conocí la homeopatía del segundo nivel o espiritual ya que la homeopatía por muchísimos años estuvo ubicada en el cuarto nivel pero gracias al espiritismo brasilero fue ascendida.

Parágrafo No. 110:

EL MEDICO DE LOS MEDICOS

Veamos ahora lo que dice el evangelio de la salud, encontrado en los Royas del Mar Muerto;

1- “En aquel tiempo muchos enfermos y mutilados vinieron a Jesús preguntándole; Maestro tú qué sabes todas las cosas, dinos ¿Por qué enfermamos y sufrimos con estas plagas? – Señor sánanos, para que no suframos, para que podamos ser fuertes y no halla necesidad de habitar en nuestra miseria y seamos útiles a nosotros y a nuestros semejantes”.

2- “Sabemos que tienes el poder de sanar toda clase de enfermedades, en tus manos tienes nuestra salud y nuestro bienestar, sánanos y líbranos de Satanás y de todas sus grandes influencias que nos está atormentando”.

3- “Maestro ten compasión de nosotros, no nos abandones y sánanos. No desvíes tu corazón de nosotros”.

4- Jesús les respondió: “felices vosotros que tenéis sed y hambre de sabiduría y de la verdad, yo os satisfaré con el pan de la sabiduría, y el agua de la vida y nunca más os dará sed y nunca más os dará hambre.”.

5- “Bienaventurados vosotros que llenos de fe acudís a mi golpeando la única y verdadera puerta del conocimiento y de la sabiduría, la que os abriré de par en par, ya que ésta es la puerta de la vida”.
Parágrafo No. 111:

6- “En verdad, en verdad os digo. Es un grave error y falta de veracidad el hacer creer al pueblo que una medicina puede sanar una enfermedad. Las enfermedades son pecados del Alma y no del cuerpo que es inconsciente materia, incapaz de pecar. También la medicina es inconsciente materia que obra tan solo dentro de la materia y no tiene acceso a los mundos sutiles del alma que es raíz, causa y origen de toda enfermedad”.

7- “En verdad os digo ¿Puede acaso, limpiarse de este lado una mancha de un vidrio, si esta mancha está ubicada en el otro lado del vidrio?

Es esto imposible que los supuestos médicos tratan de realizar, al querer curar una enfermedad de este lado, el lado material”

8- “Estando la causa ubicada en el otro lado, el lado moral y espiritual, por esto la madre natura, solo otorga salud al mérito, a la virtud que actúa en el otro lado, el lado moral y espiritual y no concede salud por efectos de una droga, que solo obra en el lado material”.

9- En verdad, en verdad os digo, nadie puede gozar de buena salud, ni recuperarla, sino se somete a las leyes naturales, sin embargo hay hijos desorientados que vanamente buscan salud por caminos equivocados de las drogas, despreciando las generosas fuentes naturales de donde la salud brota a raudales.

10- “Es que estos hijos están cegados por la deslumbrante propaganda de los curanderos (médicos) que aprovechándose de la ignorancia del pueblo, explotan en provecho propio esa ignorancia y la enfermedad, como el más lucrativo de los negocios, pregonando sus panaceas curativas como milagrosas e infalibles para sanar enfermedades, lo que, aunque sea falso, es creído por la gran masa del pueblo”.

11- Por lo tanto una vez más os prevengo; nadie puede sanar con una medicina, porque esto significaría anular las sabias leyes del creador que solo otorga salud al mérito, pero jamás a una droga, el pueblo adquiere méritos ante Dios, obedeciendo sus mandamientos.

Parágrafo No. 112:

12- “En verdad os digo; la capacidad de curar es algo que se desarrolla con la práctica como todo en este mundo, la voluntad de curar planta la semilla de las futuras curaciones, la persistencia de esa voluntad cura nuestras propias enfermedades y, una vez salvadas estas etapas, la capacidad de curar a los demás no es dada como intermediarios, ya que para ser fuentes curativas debemos alcanzar la naturaleza crística”.

13- En verdad os digo. “Vosotros habéis recibido gratuitamente, pues dad gratuitamente, no toméis ni oro, ni plata, ni moneda alguna en los cinturones; ni saco para el viaje, ni dos túnicas, ni zapatos, ni bastón; ya que el obrero merece su alimento”. En verdad os digo, lo que vienes del cielo es gratuito. Ningún ángel o Arcángel viene a cobrarnos por la luz del sol, por el aire que respiramos, o por el agua de la lluvia que nutre nuestras cosechas.

14- “La enseñanza de la ciencia del amor, ya que viene del cielo, también debe ser gratuita tal como Jesús lo específica a sus apóstoles cuando se pide dinero a cambio de una saber pretendidamente espiritual. Es que ese saber no es celeste, sino terrestre, y por lo tanto puede instruir pero no elevar”.

15- “Todos los pretextos que pueden argüir, los que venden ese saber, son únicamente eso, pretextos. Ciertas “escuelas” dicen que necesitan cuotas de sus estudiantes para subsistir como organización, esto está en oposición con la enseñanza de Jesús, en la que él mismo dice a sus discípulos, que no necesitan alforjas para el viaje. Porque el obrero merece su alimento y se sobreentiende que ese alimento será facilitado por aquellos a quienes las enseñanzas van destinadas, sin necesidad de que le ponga un precio, ya que esta forma parte de un mecanismo natural, aunque es natural seguir un proceso paulatino, sin forzar las cosas hasta que uno esté preparado para asumirlas”.

16- “En verdad os digo: los que arrojan demonios del cuerpo, los taumaturgos y exorcistas, los curanderos (médicos) tampoco son figuras cristianas, y ello por una razón bien sencilla; quienes han alcanzado el Reino, no necesitan de ninguna magia para curar los cuerpos, o restablecer el orden en los psiques, basta su presencia para que esto suceda de forma material, sin llamar la atención, la curación se efectúa anónimamente, sin toque de trompetas”.

Parágrafo No. 113:

17- “El curandero que hace gala de sus poderes, con consultorio abierto, o que se proclama como instrumento de Dios. Es una figura perteneciente al antiguo orden. Tiene utilidad social, pero no es fruto del huerto del padre. Y aunque a través de él sean muchos los que recuperan la salud, cuando se presente ante la divinidad para decirle que él ha actuado en su nombre, escuchará la misma respuesta: “Yo jamás te conocí”.

18- Luego Jesús dirigiéndose a sus discípulos les dijo; vosotros que os esmeráis en aprender los secretos de sanar a los enfermos, debéis saber cómo manejar ese Don y conservadlo una vez obtenido.

Es que es muy fácil perderlo al abusar de él, por ejemplo, si explotáis la enfermedad como negocio, como lo hacen los curanderos oficiales, haciéndose inmensamente ricos con el dolor ajeno y la desgracia del prójimo.

19- Sin embargo, vosotros no procederéis así, al estar en presencia de un enfermo, imploraréis al altísimo, suplicando que acuda a sanarlo, es que vosotros jamás podréis curar por sí mismos a un enfermo, sino con el auxilio del padre celestial que es el artífice creador de los organismos, y por lo tanto, solo él conoce las enfermedades y la manera de sanarlas.

20- Sin embargo, si alguno de vosotros, a los que os sucedan, se tentará a cobrar paga por la atención de sus enfermos, ya sea dinero en dádivas u otras prebendas, pierde el Don de sanar a los enfermos, porque entonces Dios no acude en su ayuda, tal médico se torna en un curandero, que solo fracasos y amarguras cosechará en su inhumana profesión.

21- Cada denario que cobre en la explotación de la enfermedad como negocio, se convertirá en una dolorosa espina que permanentemente le remorderá la conciencia, quitándole la alegría de vivir ante la ley inmanente, que es la ley divina, éste médico es un reo y como tal, condenado a sufrir en su próxima reencarnación, la misma miseria, angustia y el mismo dolor que él hizo sufrir a sus pacientes, porque le será aplicada con todo el rigor, la inmutable ley de la vida que dice “con la misma vara que mides serás medido”.

Nota: La palabra Satanás no debe tomarse al pie de la letra, pues, es tan solo un símbolo, que explica el poder maléfico del achaque que sufrimos, este poder maléfico son nuestros defectos, nuestros vicios y malos hábitos; en resumen, la parte negativa del hombre, si dejamos de pecar, habremos vencido a Satanás, que derrotado huirá de nosotros y en el acto sanaremos de nuestros achaques, en otras palabras; las enfermedades que sufrimos las provocamos nosotros mismos al desobedecer las leyes naturales.
Parágrafo No. 114:

22- “Pero a falta de tales médicos, buscad los médicos sacerdotes samaritanos, y no caer en manos de tales magos curanderos (oficiales) inescrupulosos que, por buena paga, les proporcionan sus mixturas, que al momento suelen adormecer al médico interno, con lo cual se calma el dolor y desaparecen las manifestaciones de la Enfermedad, incluso las erupciones de la piel”.

23- Entonces tales pacientes se sienten felices ante tan maravillosa curación, creyendo realmente que habían sanado, no se cansan de cantar glorias a tan portentosas medicinas y al mago que la proporcionó.

24- Pero poco durará la felicidad del paciente, porque luego la enfermedad volverá con caracteres más malignos. Es que la medicina había suprimido tan solo los efectos del mal, pero empeoró el mal mismo. Ha interrumpido un maravilloso proceso curativo natural del médico interno, agravando la causa del mal. La autocuración espontánea del organismo fue interrumpida tornándose en una enfermedad crónica, maligna, muy difícil de curar.

25- ¿Qué es lo que había pasado? Fue la funesta droga, esa mixtura del curandero, que envenenó las células defensivas, al médico interno, ya que todos estos remedios, cual más, cual menos, tienen por lo general, como base el aniquilamiento de las defensas naturales.

26- En verdad os digo; los efectos curativos de algunas medicinas son, en realidad, tan prodigiosas, que con razón deslumbran y fascinan a aquellos investigadores que desconocen la curación natural de las enfermedades, los que la conocen, saben perfectamente que se trata de pura ilusión, que acepta las apariencias como realidades. Según las leyes biológicas, ninguna medicina es capaz de sacar de raíz una enfermedad. Lo que realmente hace la medicina es trasmutar y transformar una enfermedad leve, en otra más grave, un mal benigno, en otro maligno, una enfermedad fácil de curar, en otra incurable.

27- En verdad os digo; no existe ninguna medicina de efectos inmunizantes que libre vuestros cuerpos de futuros contagios con enfermedades infecciosas.
El único inmunizante real y efectivo, es la sangre inmaculadamente pura, ninguna droga inmuniza, solo cambia un mal benigno por uno maligno.

Parágrafo No. 115:

Dudas Homeopáticas

¿Cuándo tendremos la explicación científica de su funcionamiento?
¿Con qué términos entendibles expondrá la homeopatía?

Para la ciencia solo somos alternativos teóricos.
Por lo tanto tendré que utilizar las conjeturas y Refutaciones para clasificar las disciplinas de la homeopatía, en científicos o no científicos.

Por esto recomiendo el principio de Refutación – con este principio le podemos dar una teoría el calificativo de científica. Por lo tanto es necesario que permita formular proposiciones o predicciones de tal naturaleza.

Recordamos que una teoría que no sea Refutable no es científica, la Refutabilidad no es una virtud, sino un vicio, este principio es de gran utilidad teórica, pues permite separar la ciencia de la Seudo ciencia – El conocimiento firme de las conjeturas, la disciplina sería de la Charlatanería.

Ya es hora que homeopatía y Elemento Terapia, admitan que sus fenómenos trasciendan las leyes físicas conocidas y como ninguna de las dos han sido verificadas en el mundo de la química, la física y la farmacología, luego no cumplen las condiciones para ser reconocidas como ciencia.

La Homeopatía lleva 200 años tratando de ser reconocida y la Elemento Terapia, según ellos desde el comienzo de la humanidad, ya es bueno dejar las teorías de palabra, enunciados verbales a prueba de comprobación experimental, sin que ello signifique que no tenga importancia para el hombre y su cultura, o que por ese motivo tengan que ser falsas, la ciencia no pretende abarcar todo el conocimiento humano ni ser la depositaria única de la verdad.

La homeopatía y la Elemento Terapia son teorías comprobables en potencia, pero no comprobadas. Perteneciendo así al campo de las conjeturas o especulaciones.

Las teorías de estas dos medicinas no han demostrado aún ante la ciencia, sus teoremas principales por lo tanto pertenecen al dominio de las conjeturas. Si insistimos en presentarlo como ciencia legítima y no como conjetura le convierte automáticamente en Seudo ciencia.

Parágrafo No. 116:

Ver leyes arriba enunciadas pero no aclaradas ni demostradas en ninguna obra, las comprobaciones experimentales tienen que ser limpias, transparentes, abiertas a la presencia de los molestos escépticos, sin disculpas ante los fracasos reiterados, repetibles en todas partes con el fin de eliminar el fraude y la casualidad, libre de misterios sobrenaturales (elementoterapia) con controles serios y rigurosos al exponer, las exigencias y rigor y cuidado en las demostraciones deben ser también inusuales, además, hay que mostrar total respeto por la estadística y el rigor.

El pronóstico no tiene que ser determinístico, algunos pueden ser probabilísticos, pero deben ser validados, debidamente por medio del análisis estadístico.

Estas reglas de Asepsia experimental son los que han dado a la ciencia legítima el poder que ahora tiene.

Qué de raro tiene que tengamos el “gusto” por lo maravilloso y por lo misterioso, el tener pensamiento mágico, en tener la esperanza de encontrar la sobrenatural, sin hablar de la mitomanía y la charlatanería banal. Recordamos que en el mundo de los vegetales y en la cultura también crece la maleza con desalentadora tenacidad.

Aunque hay teóricas no convencionales “mi mismo” que reconocemos con franqueza que algunos de los fenómenos que fundamentamos nuestras terapias caen por fuera del alcance científico, los fenómenos no científicos por su misma naturaleza, eluden cualquier intento de verificación, y en consecuencia no pueden criticarse desde la perspectiva científica, pero los fundamentos que tienen carácter científico sí.

Parágrafo No. 117:

Hay que reconocer que nadie ha demostrado hasta ahora la falsedad de las teorías que sirven de soporte a la homeopatía y a la Elemento Terapia, pero si es posible encontrar varios argumentos que convidan a la duda, básicamente son cuatro:

a) El evolutivo
b) El funcional
c) De consistencia científica
d) Y de evidencia experimental

Para reclamar el derecho a pertenecer a la ciencia legítima, es necesario que nosotras las alternativas expliquemos las funciones adaptativas, que tienen o tuvieron las representaciones Sanatotópicas, como los canales eléctricos y electromagnéticos, puntos de acupuntura, Meridianos, Chacras, Nadis y las estructuras inteligentes, situadas en los diferentes órganos.

Parágrafo No. 118:

Ya es hora de hablar de terapéuticas válidas.
¿Cuánto debemos esperar para que ocurra este movimiento evolutivo?

Y que tal cuando nos han dicho que la Elemento Terapia es más antigua que el hombre, entonces, seguiremos esperando con paciencia infinita, pues aún no se vislumbra en la distancia ese promisorio futuro.

Se habla en forma vaga de resonancias electromagnéticas, de armonía, balancear, desbloquear o estimular la energía, o de neutralizar energías negativas, este punto de transmutación de energía en salud, es uno de los más oscuros en las terapias de curación energética, y es muy difícil someterlo a comprobación experimental.

Las alternativas no hemos explicado aún, como esa energía puede convertirse milagrosamente en curación.
Ni mucho menos hemos definido o sugerido como se lleva a cabo la Alquimia biológica de transmutación de energía en salud, ni por que la energía en su forma inmaterial se convierte en comodín para todo tipo de dolencia: la panacea de las alternativas.

Parágrafo No. 119:

Ya es hora de dejar la hostilidad y sentarnos los homeópatas y elemento terapeutas frente al tablero a demostrar y corregir los postulados, o es que un Pseudo científico no puede corregir a otro Pseudo científico, y dejar que lo califique, el químico, el físico y el farmaceuta, y por qué no, hasta los mismos detractores de nuestro sistema.

Así la crítica sea inclemente, solo se salva aquel que pruebe tener la razón, ahora bien, para conferirle a estas dos alternativas el carácter de ciencia, debe primero demostrar por medio de experimentos repetidos y repetibles, presenciados por críticos que no tengan intereses directos en lo que se está demostrando, que su eficacia va más allá del efecto placebo – y esto no se ha hecho aún, recuérdese que los antibióticos no tardaron ni un semestre en convencer a todos los médicos del mundo de su poder antibacteriano. Pero para los fármacos homeopáticos, la comunidad médica está esperando desde hace más de doscientos años que los defensores presentemos las confirmaciones experimentales.
Es por esto que sólo creo en los resultados después de que otros colegas repitan con éxito los mismos experimentos que yo he realizado.

Lo más importante es la verificación de los fenómenos por parte de escépticos y opositores, o sea, los indispensables abogados del Diablo. Sólo con este dialogo experimental entre defensores y opositores es cuando se descubren las fallas y se exponen los defectos de las nuevas propuestas. Para que sobrevivan las teorías más aptas.

Ahora bien, todo lo dicho hasta ahora no significa que esté en contra de las osadas fantasías de los grandes creadores, ni de las ideas de alto vuelo, porque ya el sueño ha terminado y tenemos que aterrizar, es necesario someter nuestras fantasías al filtro de la experimentación, y no son suficientes los resultados positivos obtenidos por los defensores de la nueva teoría, ya que de cualquier teoría pueden obtenerse experiencias confirmatorias.

Ahora bien, cuando se tiene la razón no hay motivo de preocupación, sólo después de la tempestad viene la calma y el silencio de los opositores.

Sólo si todos estamos unidos, retomando las leyes, ajustando nuestro sistema, comprobándolo muchas y muchas veces para llegar al consenso, y así un nuevo fenómeno o una nueva teoría científica pasa a enriquecer el acervo cultural humano, sin este trabajo, la teoría no pasa de ser una hipótesis de trabajo. O porque cree compañero que le llaman a la homeopatía y a la elemento terapia literatura y ciencia ficción.
Y como solo hemos presentado una hipótesis de trabajo en estos 200 años, entonces no la consideran como Pseudo ciencia.

Parágrafo No. 120:

Es importante que el escéptico confirme lo que los defensores del sistema afirmamos. Y lo peor es que los escépticos dicen que ha pasado mucho tiempo sin llegar al consenso, un hecho que hace pensar a más de uno que los pretendidos fenómenos homeopáticos y elemento terapéuticos no existen.

Y hasta afirman algunos, con gran elementalidad, que si fuesen verdaderos, hace tiempo lo sabríamos.

Para reconocer como verdadero un fenómeno, primero debe pasar por el filtro de múltiples experiencias confirmatorias, y ojalá provengan de los críticos.

Desconfiando de los fenómenos leves y sutiles, y desconfiar de los interesados directos en probar la existencia del fenómeno, y más si los experimentos son realizados por los autores del descubrimiento. Y triplemente exigente si el fenómeno en discusión muestra características extraordinarias.

Como lo que estoy exponiendo, afortunadamente no temo a las exigencias de los escépticos, hemos a los irritantes abogados del Diablo, ni a sus críticas; porque sé que un fenómeno es real, más temprano que tarde será aceptada su existencia por toda la comunidad. La historia de fenómenos falsos, pero que en algún momento fueron aceptados por los científicos, es larga y llana de incidencias curiosas.

En todas ellas el error se mantuvo casi siempre defendido por los autores del descubrimiento, hasta que al fin la evidencia experimental, controlada y repetida en diferentes laboratorios del mundo, termino por aclarar la situación, por eso algunos afirman que la ciencia es la única disciplina humana que sé auto corrige.

Parágrafo No. 121:

¿Qué relación guarda esta discusión con las medicinas alternativas?

La relación es clara; para soportar las teorías de apoyo se requieren múltiples experiencias, y tienen que pasar el filtro inclemente de los detractores y de los escépticos. Mientras no se logre el consenso entre las dos partes, las teorías seguirán siendo marginales a la ciencia.
Con esto espero aportar un granito de arena para que la verdad salga a la luz. Bienvenidos los investigadores serios y honestos en esta magna obra.

Parágrafo No. 122:

AL PUNTO

Para hablar de la homeopatía del segundo nivel que es la homeopatía espiritual Egrégora, solamente la pueden lograr las personas que han dedicado la mayor parte de su vida, al estudio exhaustivo de esta, y que haya comprendido en forma absoluta y total los principios básicos en que se asienta este nuevo recurso de la terapéutica.

Hace 25 años no tenía una respuesta muy clara en cuanto a homeopatía; ¿Cómo podría ayudar con verdaderos fundamentos doctrinarios?, apoyado por una física especial y fundamentos de la doctrina homeopática ya que había una carencia de bibliografía adecuada, no encontraba esa física especial que me diera las respuestas que tenía sobre el medicamento altamente diluido y dinamizado. En lo relativo a su estado material y a sus propiedades, y mejor aún ¡Dónde estaba la química, la bioquímica, la anatomopatología, la fisiopatología y la farmacología adecuada que me enseñarán acerca de la acción del medicamento en el Ser Humano?

Solo deseo ocuparme de los principios básicos, tal como los concibió el creador de esta doctrina, para tratar el principio del “dinamismo vital” en cuanto a la dosis mínima, a la naturaleza del medicamento dinamizado y a los probables mecanismos de su acción, y que opina la física, química y biología moderna.

Cuando todos buscan despejar estas incógnitas mediante la investigación científica, que a la final la homeopatía se ha quedado como una idea que creemos fundamental pero que no se ha podido demostrar y que por lo mismo sigue como axioma, cuando no dogma.

Parágrafo No. 123:

¿Cuándo veremos una homeopatía demostrable, con bases científicas y argumentos filosóficos inobjetables?

Mi investigación empezó 10 años después de haber conocido la homeopatía y esto empezó con el vuelo mágico del Shaman. En el cual me prepare por 15 años en nuestras selvas Colombianas. Estudiando la homeopatía y la farmacopea; conocí la Espagíria y me di a la tarea de buscar la quinta esencia que nos hablaba la Espagíria, con esta técnica Paracelsiana profundice más en cuanto a la preparación, pero seguía con mis dudas; pero algo que encontré en un manual gnóstico me puso sobre la pista y fue el término agregado psicológico (ego).

Así fui juntando las piezas, Shamanismo, homeopatía, farmacopea y Espagíria. Años después llegó el 5° elemento, radiónica y Orgónica, tema que me fascino y la estudie e investigue con profundidad, tratando de encontrar ese dinamismo vital, que tampoco me dejaba satisfecho. Milite en el espiritismo estudiando las obras de Ramatís que me hablaban sobre la homeopatía espiritual, continuando con la duda, en cuanto a la sutilidad medicatriz de la homeopatía. Hasta que por fin encontré mi punto de partida, mi hermano me entregó una parte del evangelio de la paz, de los royos del mar muerto encontrados en 1945, ahí encontré el término “Egrégora” este hallazgo transformó mi vida y a partir del 98 me entregue a la Egrégora, para luchar contra el agregado psicológico; tarea muy dura, logrando en estos 5 años 7 ayunos de 40 días, me volví vegetariano casi crudífero, retirándome en ayuno y meditación, buscando alcanzar el nivel energético del medicamento dinamizado. Algo me preocupaba, si iba a utilizar ultrasonidos, pulsaciones luminosas y elevadas resonancias en los medicamentos. Yo mismo tenía que alcanzar ese nivel dentro de mí. Solo elevando la grandeza del alma podría lograr la geometría sagrada “código genético” logrando expresar una nueva realidad sobre la Egrégora y transmitirla a las moléculas del agua, o mejor a su estructura interatómica, para que las formas tridimensionales puedan evolucionar a formas más complejas, así podrá imponer patrones restrictivos y modulares sobre los procesos energéticos. El campo morfo génico de un gen de ADN a lo largo de la evolución familiar y la descendencia, irá variando su estructura y dará cambio a nuevas formas estructurales de los sistemas (herencia genética). Yo mismo tendría que vibrar a un 1000% para lograr que el cristal vibre y resuene con las frecuencias de mi doble etérico. Así pude llegar a mi primer postulado: de que la medicina es inconsciente materia que obra tan solo dentro de la materia y no tiene acceso a los mundos sutiles del alma que es raíz, causa y origen de toda enfermedad. Y que el saber médico no es celeste sino terrestre y por lo tanto puede instruir pero no elevar. Así comprendí que el medicamento es mi creación y está hecho a mi imagen y semejanza, ya que no puedo dar lo que no tengo.

Parágrafo No. 124:

Como es posible que el colegiado médico hable de Alquimia – ascensión – grial – ADN – energética – medicinas biológicas, etc. Siendo comedores de carne, alcohol, tabaco, y lo peor que hablan de Psico energética, cuando ellos mismos niegan el alma.
Pretendiéndole dar el poder a las máquinas como es el caso de la Bobina Tesla. Qué tal que Dios nos hubiera creado con una máquina, estos elementos suben el potencial energético material más no el espiritual, y que decir de las cajas Radiónicas con sus tarjetas inconclusas y despotenciadas que lo único que han hecho es crearle desconfianza al médico en cuanto a su acción en el Ser Humano.

En donde está la plenitud del cuarto nivel de conciencia que tanto se nos se ha hablado, que se traduce en Amor, espiritualidad y armonía con la naturaleza, la amistad entre nosotros y la justicia.

Parágrafo No. 125:

Si todo tiene un espíritu, desde el Ser Humano hasta los animales, el sol, la luna, las montañas, las estrellas, los animales, etc.; entonces en ¿Dónde se encuentra el espíritu del medicamento?

Para la Egrégora solo existen dos tipos de energía. Por un lado, la ligera o refinada que impregna la naturaleza y el universo, y se caracteriza por ser abundante y estar en continuo movimiento, que se traduce en una sensación de Bienestar, libertad y alegría que conducen necesariamente al Amor (Egrégora)

Y por otra parte, la pesada producida únicamente por los seres humanos, ésta es una energía estática y bloqueada que se relaciona con el miedo, la tristeza, la angustia, el dolor y la enfermedad, dando la sensación a quien la tiene de andar entre aguas pantanosas. No confundir estas energías con el bien y el mal, ni tampoco como pecado o culpa. Todos mantenemos un intercambio constante con estas dos energías, lo que constituye una relación recíproca con el universo energético, la única ley moral que rige la mística y la cosmología Egrégora, viéndolo desde el plano de la naturaleza misma, es PACHA MAMA.

También para la Egrégora hay dos claves; una la forma de obtener la tintura del médico, y la otra la forma de obtener la piedra filosofal con el verdadero trabajo interno.
Sólo el que ha obtenido la piedra filosofal puede establecer las reglas del juego “cósmico”; es el demiurgo que trasmuta los elementos, creando patrones de vida, energía y materia. Su gran secreto es el misterio del fuego Alquímico para la creación del cuerpo Astral, cuerpo de luz, cuerpo diamantino, etc. Sólo con la copa del mago se atrapan los rayos del sol y los conserva secretamente en su seno.

Parágrafo No. 126:

Como es posible preparar la tintura del médico sin estar armonizado con los dos ritmos Astrales, “unificando” sol – luna en su propio cuerpo para familiarizarse con las energías y los ritmos cósmicos masculinos y femeninos para fusionar los Chacras y así alcanzar un estado superior de conciencia.

1 2 3 4
Tierra Fuego Aire Agua

La tierra (1), que gracias al fuego interior (2) se evapora en el aire (3) para condenarse en el agua (4) y volver a la tierra (1) transformada en un nuevo cuerpo.

Absoluto
Sol
(sol – luna – tierra) son de carácter Alquímico.
Luna
Tierra

La unión del 3 y 4

Espíritu Materia

El agua ha sido considerada como símbolo de resurrección y de vida, elemento germinativo por excelencia, lava la suciedad física pero también anímica, e incluso evita la contaminación demoniaca, ya que el agua es el modo mágico más usual en la catarsis o purificación, en el agua todo se disuelve, todo queda abolido.

El santo grial, equivale a una representación del cuerpo humano, esquema de las fuerzas y procesos vitales que unen al cuerpo con el mundo psíquico y el cósmico, uno es el “vaso” de la naturaleza, hecho de la misma arcilla roja (Adama) que sirvió a Dios para formar el cuerpo de Adán.

El otro es el vaso Hermético, estas dos vasijas representan a una materia (agua) en dos estados evolutivos diferentes.

La luna rige la “circulación” de todos los fluidos, el “Agua de la luna” o rocío de luna, penetra todos los cuerpos, disolvente hermético por excelencia.

El agua y la luna siempre se relacionan con lo germinativo.

La lluvia es agente de fecundación en el simbolismo erótico – cosmológico. El cielo abraza y fecunda a la tierra por medio de la lluvia.

Parágrafo No. 127:

No crees que la preparación de la tintura del médico es el regreso de la materia al espíritu como ocurre con la homeopatía Egrégora del segundo nivel, es decir, la liberación, y purificación de la materia. ¿Y si estamos hablando de una sustancia espirituosa, el médico que la maneja estará también espirituoso?

Sólo un espíritu habla con un espíritu (Ver corintios 1. Ver 2 = 6 al 16), por eso todo buen sistema de espiritualización y curación comienza con la purificación del alma y del cuerpo por medio de una cura de salud y un modo natural de vida, por el ayuno y la oración, la soledad y los baños de sudor, el canto mientras se exhala, etc.

El verdadero médico purifica así las substancias con que va a trabajar hasta que se queda con ellas en su estado puro original de materia prima.

Lo más importante, es que antes de solicitar la patogénesia y calidad del medicamento, es solicitar la calidad y transparencia del médico que prepara esta Quinta esencia y su trayectoria espirituosa.

No se puede ser médico sin ser mago, y no se puede ser mago sin ser médico (Paracelso).

Hay dos especies de conocimientos:

Hay una ciencia médica y una sabiduría médica, la comprensión animal corresponde al hombre animal, más la comprensión de los misterios divinos pertenece al espíritu de Dios en él ¿Quién preparó el medicamento? El ser material o el ser espiritual.

Hay actualmente millares de médicos cuyo único mérito consiste y siempre consistirá en que han logrado pasar un examen y en obtener el título de Doctor en medicina; pero el título de “Doctor” significa tan solo un grado académico; el diploma meramente certifica que los sinodales creen que el estudiante ha cumplido con todo lo que exige el reglamento; y aunque semejante título implique el derecho de envenenar y matar sin ser castigado por ello. El conferir dicho grado no constituye a un médico, lo mismo que el verdadero sacerdote, es ordenado por Dios.

Parágrafo No. 128:

Aquel que puede curar enfermedades es médico, ni los papas, ni los presidentes, ni las escuelas superiores pueden crear médicos, ni pueden conferir privilegios y hacer que una persona que no es médico, aparezca como si lo fuera; pueden darle permiso para matar, más no pueden darle el poder de sanar, no pueden hacerlo médico verdadero si no ha sido ya ordenado por Dios, el verdadero médico no se jacta de su habilidad ni alaba sus medicinas, ni procura monopolizar el derecho de explotar al enfermo, pues sabe que la obra ha de alabar al Maestro, y no el Maestro a la obra. Hay un conocimiento que se deriva del hombre y otro que se deriva de Dios por medio de la luz de la naturaleza, el que no ha nacido para ser médico, nunca tendrá éxito.

El médico debe ser leal y caritativo, el que se ama a sí mismo y a su propio bolsillo, hará muy poco bien a los enfermos, la medicina es mucho más un arte, que una ciencia, el conocer las experiencias obtenidas por los demás, es útil para un médico; pero todo el saber de los libros no puede hacer médico a un hombre a menos que él lo sea por naturaleza, sólo Dios da la sabiduría médica.

Esta virtud que constituye al verdadero médico, no puede ser creada por los colegios, ni nadie puede conferírsela a sí mismo, nadie puede darse una cosa que no posee, ni hacerse mejor de lo que es, sin la ayuda de alguna influencia superior, porque, como ya se ha explicado, el poder ejercido por alguna forma no es una creación de la forma, sino un principio eterno que pasa a la existencia objetiva en formas y se manifiesta en y por medio de ellas por su propio poder. Ni la verdad ni la sabiduría pueden fabricarse.
Existen independientemente de todas las opiniones, observaciones, especulación y lógica, pueden hallarse ocultas a nuestros ojos, cual el sol en un día lluvioso; pero así como el sol no depende del que tengamos conocimiento de su presencia, así también la verdad existe eternamente, sea que la reconozcamos o no, si toda la sabiduría médica sigue siendo idiota, no por eso dejaría la verdad de ser, sino que volvería a manifestarse como sabiduría en una época más ilustrada.

Nada puede subir al cielo, sino aquello que ha bajado de él, sólo venciendo lo que es falso, podemos hacernos receptivos a lo que es verdadero.

La sabiduría divina es a Dios, lo que la luz al sol; es una con él, una actividad necesaria, una fuente inagotable que mana del corazón de Dios.

Parágrafo No. 129:

Mi pregunta es:

Si el hombre médico se sirve de las leyes de la naturaleza y trata el cuerpo humano, este conoce la posición que ocupa el hombre en la naturaleza, y la posición que ocupa la naturaleza respecto al origen del cual procede, esta ciencia no requiere meras palabras, sino conocimiento propio.

La sabiduría no puede ser enseñada, sino por ella misma; pero una ciencia basada en el reconocimiento de la verdad, disipa las nubes que impiden a la luz de la verdad entrar en el corazón e incorporarse y manifestarse en el hombre.

Toda salud y toda enfermedad procede de Dios, el cual suministra también el remedio, cada enfermedad es un purgatorio, y ningún médico puede efectuar una curación hasta que termine el tiempo de ese purgatorio. Los médicos ignorantes son los diablos de ese purgatorio; pero un médico sabio es un ángel redentor y siervo de Dios, el verdadero médico es un siervo de la naturaleza y Dios es su señor, por tanto ningún médico efectúa jamás una curación a menos que sea la voluntad de Dios que cura al enfermo por medio de él.

El conocer la teoría de una cosa es una ciencia; el saber usarla con éxito es un arte, era la opinión de los filósofos antiguos, y también será la opinión del médico del tercer milenio, que la medicina no es simplemente una ciencia, sino un arte sagrado, y que una mera ciencia sin bondad y sabiduría verdadera no tiene ningún valor real. La práctica de la medicina no debe basarse tan solo sobre teorías científicas acerca de las leyes de aquella parte de la naturaleza que es su plano inferior de manifestación.
El plano de las apariencias físicas, porque en el fondo de toda ciencia debe estar el reconocimiento de la verdad eterna.

La salud y la enfermedad en el hombre no son determinadas únicamente por las leyes físicas, tales como los que rigen las órdenes más bajos del ser, ni son las leyes de la naturaleza creadas por esta, sino que todas las leyes naturales son el resultado de la ley espiritual que obra en la naturaleza, y en aquellos reinos en que la inteligencia desempeña un papel. En que la voluntad comienza a tener libertad y responsabilidad individual, se manifiesta una acción más directa de la ley divina.

Por tanto, aunque sea sumamente útil y necesario el conocimiento de las leyes de la naturaleza física.

El estudiante de medicina debería ante todo cultivar la nobleza y espiritualidad de carácter que resulta del reconocimiento de la ley fundamental de la sabiduría divina, en la que se basa todo el orden y armonía que existe en el mundo.

La práctica de la medicina no descansa en el mero tecnicismo, ni es una simple profesión o negocio que se puede emprender con el objeto de ganarse la vida, sino que requiere para su objeto legítimo, el uso de las facultades que resultan del desarrollo de los elementos más elevados y más nobles, la parte espiritual de la constitución del hombre.

Parágrafo No. 130:

PALABRAS JUVERIANAS

Ya! es hora compañero homeópata, que usted se percate, de que existe, una fuerza sutil Éterica¡ Esta conferencia está cargada de energía sutil!, quizás ya se haya dado cuenta de ello, al tomarla en sus manos, posiblemente la carga de energía, de la conferencia, fue lo primero que atrajo su atención, ahora si usted es de los no creen, que piensa que no hay energía por que no puede percibirla, entregue la conferencia a un niño y pregúntele por la sensación que siente, en la mayoría de los casos, el niño le responderá que siente un pequeño hormigueo. ¿Cómo es esto posible?, acabo de hacerte un hechizo radiónico, y porque no! Si soy el mago de las energías homeopáticas simpatéticas, y esta conferencia te enseñará que la energía está asociada a los pensamientos, que tenemos, y a las decisiones que tomamos y que esta cargas de energía constituye un elemento que sirve para comprobar todas las ideas implicadas en pensamientos y decisiones.

Si! He tomado la decisión de que cada conferencia esté cargada de energía, para que el lector se convierta en un sanador más capacitado, una mejor persona, estoy seguro que voy a lograr este cometido, y doy gracias a Dios. Y, como sé que hay energía de sobra, para que esta conferencia se mantenga cargada de ella, sin que haya pérdida alguna, esperando que todos puedan manejar estas energías radiónicas.

En la primera epístola a los Corintios 12, San pablo enumera los “Dones del Espíritu”, la capacidad o el Don con que hablo en estas conferencias, puede resultar más breve, y el camino que debe recorrer usted más fácil, en caso de que se comprometa a hacer un receptor de las bendiciones de Dios y se dedique a ello, ayudándose así mismo y a los demás. Con solo trabajar un poco, siguiendo las instrucciones que vienen en estas conferencias, se dará cuenta, de que tiene capacidades que nunca antes hubiera imaginado, uno de los dones enumerados por San Pablo es el de sanar, mis propias capacidades de curación han aumentado mucho con la Radiónica, comprendiendo así que la homeopatía va más allá de lo visto, y a consecuencia de ello, he empezado a enseñar a mucha gente, a convertirse en agentes de curación, ya que todos tenemos el potencial de desarrollar esta capacidad de curación.

Ya es hora de utilizar la homeopatía simpática: La magia simpatética emplea el principio de representar el cuerpo de una persona, mediante un muñeco o una imagen, de suerte que cualquier cosa que se le haga al muñeco, o a la imagen será experimentado, por la persona. “Un momento”, dirá alguien, esto parece Vudú, exacto! se usan los mismos principios, pero en este caso para curarse a uno mismo, o a otra persona, si usted cree que se trata de algo asociado al mal, y que su religión lo prohíbe, considere los resultados obtenidos y la intención con que se realiza esta práctica, aun cundo su religión parezca prohibir esta práctica, probablemente esto sea debido a una mala interpretación de alguno de sus representantes, que se encuentra muy alejado de la religión del fundador, Dios permite que esto suceda ya que se Ajusta a las leyes naturales de Él, que operan en todo el universo, nosotros podemos usar las mismas leyes naturales, a pesar de las cosas que nos diferencian a unos de otros.

Parágrafo No. 131:

La homeopatía simpatética, es un movimiento de energías naturales, que provocan un cambio necesario, no es un proceso sobrenatural, esta magia homeopática no utiliza poderes procedentes del diablo, tampoco es antirreligiosa ni “antidios” sencillamente no tiene nada que ver con religiones (Aunque se puede usar con fines religiosos) no es un arma, tampoco un instrumento sobrenatural, que se pueda usar contra el que me desagrada, no sirve para manipular, ni para destruir, ni para matar, si alguien utiliza la magia en forma errónea, esta acaba por destruirlo a él, hay una norma universal entre magos, y es la siguiente; “No hagas daño a nadie”.

La magia se utiliza para provocar cambios necesarios, dichos cambios suelen denominarse “objetivos”, puede ser salud, amor, protección, paz, prosperidad, espíritu, calidad etc.

Parágrafo No. 132:

LA HOMEOPATIA RADIONICA:

Es un pequeño tratado que devela un asunto delicadísimo y contradictorio en la práctica de la homeopatía; es el momento de romper el tabú, y sacudir los dogmas. Espero al tratar este asunto tan complejo, sea de naturaleza didáctica y accesible a la mente del sanador homeópata popular.

Pueda que este escrito tenga el olor a las cosas agrestes, de sabia fuerte, pero de sabor amargo para los paladares azucarados. Este es un mensaje para las personas liberadas de sectarismos y de preconceptos médicos, que se animan a tomar las rosas donde el viejo jardinero desiste, por temor a las espinas.

Qué pena perturbarles el sueño a los Homeópatas ortodoxos, ya que los asuntos que trato pueden ser considerados como rarezas, como las técnicas de hechizamiento, el doble etérico, cáncer Kármico, prana, Éter cósmico y físico, Chakras, filtros homeopáticos, magia etc.

He sido autodidacta por cerca de 25 años, trabajando en la farmacia en mi laboratorio personal: después de investigar por muchos años y no convencido del sistema homeopático y sus reglas de farmacopea, decido estudiar por mi cuenta la Espagíria o farmacopea Paracelsiana, obteniendo así la Quintaesencia, participé de varios foros, seminarios, talleres y congresos, no solo como participante, sino como conferencista hasta conquistar el Hahnemann de oro de 1986. Seguí la búsqueda en mi país, de personal idóneo, y centro de investigaciones por ninguna parte, aparte de los estudiosos en la materia, el homeópata Raúl Castaño en materia médica, Y Julio Salazar Tapias, como: el mejor iriólogo del continente, Así es que decido con el morral en la espalda y mi compañera, irme, a la búsqueda por 7 años a la montaña, esto a raíz de la lectura de los 6 libras que había en eso entonces, sobre el antropólogo Carlos Castaneda; me interesaba la fórmula del humito para entrar en estado modificados de conciencia, a través de los betacarbolinos, así es que me voy a buscar otras alternativa, encontrando el mundo fascinante de los Shamánes, en el cual he estado hasta la presente, (16 años de búsqueda) he realizado 7 ayunos de cuarenta días cada uno, a solo agua experimentando con los enteógenos colombianos, como el yagé, el pildé, los rapé, el estramonio, el yopo, el yóco, el hacho, la belladona, la cicuta, el eléboro y las daturas, potenciándolas ala 50 milésimal, tercera a quinta potencia en glóbulos que experimentaba en mis ayunos, los de mayor efecto fueron la amapola y la datura, así conseguí un efecto más enérgico, encontrando la dinamización por el magnetismo vital de las plantas de poder. Con su acción pronunciada en el huevo luminoso. Después de contar sobre la toma de la orina al siguiente día de una ceremonia de yagé.

Así es como me doy cuenta, de que el homeópata de hoy sabe muy poco, acerca de las verdaderas fuerzas que pone en acción, desconociendo así el verdadero secreto de la curación, que consiste en manipular la longitud de onda de la naturaleza. Si! El homeópata actual tiene muy poca información sobre la conciencia de la naturaleza para ayudar a los demás. Lo mejor vino cuando conocí la Radiónica, la cual me acabo de confirmar que la homeopatía es una medicina informática basada en la ley de la analogía, con la radiónica se ha hecho posible que la homeopatía actúa en el ámbito de la molécula, por lo tanto actúa en el plano atómico.

Así es compañero, hoy por hoy sigo desilusionado por la mala enseñanza de la homeopatía en Colombia y la alopatización de las escuelas, así que he decidido quedarme con mi radiónica empírica y seguir siendo el mismo tegua, ya que acá me encuentro bien, es mi elemento, trabajando la homeopatía radiónica rural, curando los cultivos de plagas, haciendo geopuntura a la pacha mama, para alinear sus energías cruzadas, curando a distancia, ya que acá entiendo lo que verdaderamente la gente popular desea, sobre el sanador y su remedio, no impidiendo esto que no pueda regresar a compartir estos conocimientos. Ojala el “Doctor” Cruz no me envié a la hoguera por decir que ayer era homeópata y hoy soy feliz siendo curandero. Pero lo mejor de lo mejor fue cuando conocí la homeopatía del segundo nivel o espiritual ya que la homeopatía por muchísimos años estuvo ubicada en el cuarto nivel pero gracias al espiritismo brasilero fue ascendida (ver conferencia).
Parágrafo No. 133:

Hoy en día el homeópata prescinde del hombre integral, y apenas si presta atención más que a algunos de sus trastornos caracterizados tal como figuran clasificados en los inventarios teórico y oficial de las materias médicas, este mismo homeópata, a causa de su propia formación, propende la mayor parte de las veces a descuidar o a ignorar cualquier tipo de interacciones que difieran de las que la enseñanza magistral le recomienda tomar en consideración. Es este mismo homeópata al que le resulta imposible preocuparse del hálito vivificador que ánima al ser humano, y de los ritmos que a este le son propios, como también posee por sus estudios determinada competencia respecto a las cosas patológicas, pero no dispone del equipamiento mental indispensable para captar cualquier otra realidad que trascienda al cómo, o lo anecdótico, solo un tipo de medicina permitirá este adelanto en la comprensión global del ser que hoy se precisa y quiere realizar; la medicina que siendo consciente del problema, que atormenta a tantos homeópatas, posibilitará el interés por el individuo humano en su totalidad.

Es este mismo homeópata el que compra en la farmacia un Berberís 6ªCH y la farmacia le entrega un Berberís 6ªCH sin más información, con una ficha técnica pobre en datos y ninguno de los dos sabe cuál es siquiera la “Vibración” de este medicamento y cuanta energía ha liberado, ya que ambos son incapaces de dinamizar el doble etérico de las cosas y los seres, pero como lo podrán hacer, pues casi todos los médicos son Ateos y en consecuencia no creen en la existencia de las almas o espíritus. El médico actual no conoce la medicina del alma: “No somos seres humanos que tienen una experiencia espiritual, somos seres espiritual que tienen una experiencia humana”, si un médico en este momento no tiene en cuenta la parte espiritual no se le puede llamar un científico, lo dice la universidad de Oxford, lo dice Harvard, lo dice Stanford, el que no lo tenga en cuenta esta desactualizado y ha perdido su tiempo.

La ciencia académica no tardará en comprobar que el hombre-alma posee un cuerpo fluido, denominado periespíritu, de cualquier forma, la ciencia médica, en su marcha evolutiva terminará por reconocer el poder curativo de los fluidos magnéticos y consagrará la magnetoterapia, como fuente de nuevos recursos en beneficio de la salud.

Esta apatía investigativa impide que el homeópata se interese en el análisis introspectivo del alma que le permitirá comprobar que ciertas molestias de carácter virulento, son el producto de graves “ infecciones morales” existentes en la conciencia de la misma, las cuales por efecto de repercusión vibratoria, afecta a su periespíritu y al cuerpo físico al que está sujeto.

La pregunta del millón es ¿Existe el hechizo? ¿No existe? ¿Existe una magia simpatética homeopática? ¿Será que hay un filtro homeopático? Yo pienso que todos nosotros estamos más o menos hechizados o “encantados” en nuestra vida humana, el fumador veterano está hechizado por la entorpecíente nicotina, el bebedor por el alcohol, el carnívoro por la carne. Realmente es que estamos necesitando de una quebradura de hechizo para volver a readquirir nuestra dirección mental y liberarnos de los objetos que nos “embrujan”. Existen personas hechizadas por el orgullo, por el celo, amor propio y rencor; otras enferman por la acción de las fuerzas ocultas de la envidia, por esa misma causa Jesús nos advirtió; “Donde tú te encuentres ahí estarán tus obras” y yo termino diciendo “El hechizo es una superstición, donde ciertos entendidos consiguen perjudicar al prójimo. Ahora veamos cómo actúan ambos.

Parágrafo No. 134:

A). El mago hechicero experimentado emplea “poderes invisibles para obtener efectos visibles” conforme al concepto de la magia, de la misma forma los científicos emplean los “poderes invisibles” de los ciclotrones, para desintegrar el átomo, como así también la bomba atómica, que más tarde produjo efectos visibles, como la destrucción de Hiroshima, es decir la más perfecta de las brujerías modernas y científicas.

Los hechiceros oficiales de la ciencia, también trabajan con las fuerzas ocultas, como es la energía, accionando a través de los objetos adrede preparados, como son los detonadores, puesto que controlan la carga maléfica a fin de hacerla estallar donde mejor les conviene. Ahora las brujas y hechiceros, también usan algunos espíritus desencarnados como si fueran “ciclotrones vivos” que los ayudan a dinamizar o acelerar el campo atómico de los objetos metalizados, como son las monedas, medallas, llaves, etc.

El mago hechicero ya conocía los efectos de la homeopatía simpatética en el pasado, recibiendo esta información de los antiguos magos, pero a raíz de la inquisición fue ocultada y olvidada en la actualidad fue el doctor Frazer en su libro “ La rama dorada” que le vuelve a dar vida a la magia simpatética u homeopática (ver mi conferencia).

El mago hechicero antiguo ya conocía LA MAGIA PROTERVA = con su variante: magia inicial (principal, transmisible, incipiente), es aquella que se utiliza para maleficiar a la persona enemiga que es inaccesible al mago o hechicero, es decir, al sujeto que se haya lejos del oficiante y contra el que no se puede utilizar la magia de contacto.

Las partículas fluídicas desprendidas de los objetos ya dinamizados como acumuladores de fuerza, penetran en el área psicofísica de la persona desprotegida a causa de su reiterada imprudencia y descontrol mental. Esas partículas se acomodan y condensan poco a poco en su forma primitiva en el cuerpo del receptor, eso estimula un campo magnético receptivo, donde el hechicero atrae y dinamiza nuevos elementos o partículas, de cobre, hierro, cadmio, zinc o plomo, etc.

De esta forma la victima recibe una carga de metal fluidificado por el hechicero y catalizado por sus secuaces desencarnados, cuyo hechizo en la mayoría de los casos es un trabajo exclusivo de los desencarnados.

Las partículas de metaloides que fueron proyectadas a la distancia, terminan por materializarse en la circulación sanguínea de la víctima, determinado en breve plazo, graves enfermedades, alcanzando ciertos órganos, cuyo motivo principal es afectarlos paralizarlos o destruirlos.

Los hechiceros saben introducir hábilmente sobrecargas de ciertos tipos de metal en las corrientes sanguíneas de sus víctimas, a fin de ultrapasar el límite aceptado por esos órganos; cuando el cadmio sobrepasa su nivel de tolerancia en la sangre; se condensa y deposita en los riñones; bajo la misma hipótesis, el plomo se deposita en el hígado, el aluminio y el vanadio es concentrado en los pulmones.

Para lesionar el riñón, el hechicero entonces cataliza el cadmio y así aumenta su cuota mínima; para atacar los pulmones escoge el vanadio o aluminio, etc. El hechicero experimentado primeramente hace un examen minucioso de la víctima, de ahí en adelante trata de localizar su vulnerabilidad periespiritual y que objeto o elemento debe escogerse a fin de activar las “partículas fluidas” de metales y metaloides adecuadas para la acción maléfica sobre los órganos debilitados, El trabajo de la brujería comienza mucho antes de dirigir la carga toxica contra la víctima. Para concluir diré: “Toda puesta en marcha de energías para fines destructivos es un acto de hechizamiento.

Parágrafo No. 135:

B). Ahora veamos que opinan los magos de la SIMILIA: (Similar o Semejante) conocida como la magia Simpatética (ver conferencia) u homeopática. “Acaso cuándo decimos que lo semejante cura lo semejante” no nos estaremos refiriendo al “vudú” o a la magia Imitativa:
El mago de la similia también utiliza la magia proterva, con su variante: magia de contacto en que la fuerza mágica es transmitida o dada a la persona mediante la acción reciproca directa con el portador de aquella, consiste en el empleo de drogas mágicas, objetos hechizados etc.

Quiero decir que en pleno siglo XXI siguen vigentes las malas artes, las artes maléficas, la ciencia de maleficiar y de maldecir…., y un lago etc. de perjuicios que nuestros enemigos pueden crearnos a distancia… y, la homeopatía sigue igual, despotenciada, muerta y separada de la magia, pregunta o quien crees compañero que se separó, ¿Quién de quién?, ¿entonces quien es un homeópata simpatético ?, es aquel que conoce los secretos de la naturaleza y del alma humana que es dueño de una antigua sabiduría esotérica de la cual hace uso para bien o mal de sus semejantes, según sus propias intenciones.
Pero para poder estar a la altura de esta ciencia homeopática hace falta saber separar de manera permanente, el yo subjetivo del yo objetivo (el yo creado del yo original); hace falta recordar y despertar partes escondidas de la propia mente. Esta es la verdadera facultad del mago homeópata, no otra, disculpa que te repita la frase Paracelsiana, “no se puede ser médico sin ser mago y no se puede ser mago sin ser médico”.

¡Qué pena que el compañero homeópata haya ignorado algo tan sencillo!

Existe una fuerza cósmica que culmina en la luna nueva y otra durante la luna llena. Todo lo que se inicia entre el tiempo de la luna nueva hasta la luna llena aumenta en intensidad y culmina hasta producirse la luna llena, Este periodo marca el flujo hacia fuera de la vida que surge del sol y que nos es reflejado por la luna, Esta fuerza constituye un auxilio precioso para construir el cuerpo y mantenerlo en buena salud, desde la luna llena a la nueva (cuarto menguante), esta gran fuerza luminosa se va tornando más y más oscura y todo cuanto se había concentrado comienza a desvanecerse hasta desaparecer. Conociendo estas dos influencias de la luna según, esté en creciente o menguante. Es fácil deducir que debe ser tenida en cuenta en los tratamientos.

Todos ellos, como, por ejemplo, las drogas pueden dividirse en dos clases generales, estimulantes y sedantes, la primera clase tiene un efecto más eficiente y fácil durante el cuarto creciente, mientras que la otra es muchísimo más efectiva en la menguante.

La regla general es la siguiente: Desde el tiempo de la luna llena, los estimulantes producen el efecto máximo y los sedantes el mínimo y es preciso disminuir los estimulantes y aumentar los sedantes. La excepción es esta: cuando la luna creciente se aproxima a la conjunción con Saturno hay que dar mayores dosis de estimulantes y menores de sedantes, cuando la luna esta en creciente y se aproxima a la conjunción con Marte y mercurio, los estimulantes tiene su efecto máximo y los sedantes el mínimo.

Cuando la luna creciente está en buen aspecto con Júpiter y venus, la estimulación cardiaca produce los resultados más duraderos, las palpitaciones se tratan más efectivamente cuando la luna esta menguando y los aspectos mencionados son favorables.

Los estimulantes cardiacos deben darse con mucho cuidado, cuando los aspectos lunares con estos planetas son desfavorables y especialmente cuando es luna nueva. Los anestésicos también pueden producir casos fatales, inhibiendo las funciones del nervio neumogástrico hasta cierto punto, aquietamos la acción del corazón que es como aplicar el equivalente de un sedante en medicina, manipular este nervio como para estimularlo es igual que administrador un estimulante medicinal.

El hechicero hace su trabajo a distancia, sin tan siquiera conocer al sujeto. El homeópata tiene al sujeto en su consultorio, pudiendo obtener del sujeto los testigos que desee para su trabajo, como cabellos, uñas, saliva, sangre (ley del contagio) etc. El hechicero atormenta y perjudica a su víctima y a los que lo rodean en su casa con sus fluidos durante muchos años de mala suerte y enfermedad, pero al simpatético homeópata no se le nota la eficacia de su medicamento supuestamente energético, ni aun teniendo todos los elementos a su alcance del paciente.

En definitiva el homeópata entiende pero no sabe. Un verdadero homeópata es también, un sanador rural ya que por simpatía cura los cultivos, abona los potreros con la ayuda de la bioquímica, fosfatos, sulfatos o cloruros, como el magnesio y el zinc, con el secreto tumba los gusanos al ganado y destruye la plaga a los cultivos, con secreto también se tumban las verrugas y se curan los potreros del mión, que arrasa con los pastos. Así es, apreciado colega muchos años experimentando la magia Simpatética homeopática, he curado muchas fincas del golpe del dragón, haciendo geopuntura y aumentando las cosechas, con estás mismas energías que son reales, y descubriendo nuevos síntomas que aquejan a nuestro planeta.
Ya es hora en forma seria que el homeópata domine el aspecto del doble etérico del hombre, vehículo que absorbe del medio ambiente el prana o vitalidad, además de su función excepcional, se relacionan el periespíritu con el cuerpo físico, entonces conseguirán solucionar las molestias difíciles y consecuente de la asimilación y excreción del cuerpo humano, analizando minuciosamente el doble etérico, los homeópatas descubrirán los motivos por que las emanaciones radioactivas, afectan la base química de las células, provocando la leucemia el cuadro mórbido que presentan los Pseudo epilépticos que son provocados por el exceso de nicotina, amonio, arsénico y otras sustancias químicas, cuya carga excesiva obligan al sistema nervioso a un colapso y consecuente drenación toxica por los poros de la piel y la saliva.

Parágrafo No. 136:

Veamos ahora el postulado homeopático:

HIPOCRATES:

La relación de analogía que debe haber entre los síntomas del enfermo y la acción del medicamento, comprendía que la curación solo puede lograrse cuando se administra una droga capaz de producir un efecto similar al que la enfermedad produce.

Parágrafo No. 137:

HAHNEMANN:

Volvió a descubrir por su propia observación como los “semejantes se curan con los semejantes”, enunciando la ley: “Similla, similibus, curentur”, el secreto, pues, de la curación estriba en encontrar un medicamento que sea imagen de los síntomas que presenta el enfermo, no hay enfermedades sino enfermos.

La ley de similitud encuentra para cada enfermo el remedio en particular que habrá de curarlo: Y siempre será uno el indicado a un mismo tiempo, el medio único, pues, el primer corolario de esa ley. Por lo tanto, las drogas para curar deben producir síntomas semejantes a los de los enfermos, entonces es lógico suponer la necesidad de emplear dosis que no exageren las de la enfermedad ya existente, la dosificación la determina la condición particular del caso a tratarse, entonces para no agravar al enfermo Hahnemann llego a dosis infinitesimal con lo que producía solo el estimo reacciónal de defensa del organismo contra la enfermedad.

El problema, en cuento a dosificaciones homeopáticas, estriba entonces en la cantidad mínima de medicamento que sea capaz de producir el efecto que se busca, la terapéutica homeopática pues se apoya en un trípode de principios básicos, la ley de similitud, constante por ser una ley biológica, el remedio único y la dosis mínima. Este es un punto muy susceptible de controversia en la homeopatía, es el uso de los remedios en cantidades de apariencias extremadamente pequeñas, sin embargo debe ser remarcado que el empleo de los remedios potenciados o activados, es una extensión del método desarrollado por Hahnemann para la experimentación, y no es en sí mismo la homeopatía, así el uso de la expresión, dosis homeopáticas por parte de médicos y científicos es un término inadecuado para definir la acción y esencia de la homeopatía, que se basa, no lo olvidemos en el principio de la similitud de síntomas con los de la dolencia que afecta al paciente y no en la magnitud de la dosis

El método de preparación de los remedios homeopáticos que resulta más complicado de lo que parece demuestra que no se trata solo de soluciones muy diluidas sino de remedios rigurosa y científicamente preparados.

La verdadera practica homeopática no consiste en administrar remedios con su simple principio, es importante que el homeópata estudie al paciente como a un individuo entero (No por partes como la medicina actual), la forma en que el remedio homeopático actúa permanece todavía hoy por hoy desconocido aunque es bueno recordar que la recuperación del paciente depende más de los mecanismos de defensa del organismo que del remedio que se le administre.

La curación no consiste en la eliminación de los síntomas es en una completa restauración del bienestar personal, físico, mental y espiritual, por ello Hahnemann hablaba de la “Fuerza Vital” como algo inherente a la vida humana, y es dicha fuerza vital la que debemos estimular.

Ahora veamos un principio básico de la medicina: “Primum non nocere” (“Lo primero es no perjudicar”), veamos ahora un segundo punto de controversia, las tinturas madres y los productos solubles constituyen la sustancia de base que luego son diluidas de 1:10 o de 1:100 según convenga, cada dilución es sometida a una agitación enérgica en un aparato llamado dinamizador, luego se envasan en frascos de color ámbar para evitar la acción alterante de la luz. Ley Radiónica No 6 “El agente primario utilizado en la terapia de los centros es el color, se ha encontrado que el color es el agente curativo más efectivo para toda forma especial de terapia Radiónica” pero las farmacias homeopáticas solo conocen el ámbar, desconociendo la CROMOSOFIA.

Me queda una inquietud: Se dice que la dosis infinitesimal solo debe producir un estímulo reacciónal de defensa, sin embargo, se dice que es necesario la prescripción del remedio en cantidad suficiente para que surta efecto, y quien está en condición de poder asegurarme que con la administración de un solo glóbulo se pueda desencadenar la misma acción que con los cinco glóbulos.

Otra inquietud: Si el medicamento homeopático no actúa cualitativamente sino solo cuantitativamente, y sus efectos, aumentan en función de su dilución, lo cual determina cual será el nivel de reacción local general o profundo, es así que el medicamento no actúa sino es administrado en diluciones superiores a un límite inferior, que es el nivel de sensibilidad reactiva del paciente, dicho nivel varia de un individuo a otro, entonces la reacción, se produzca o no, resulta proporcional a la cantidad de dicha aportación.

Parágrafo No. 138:

¿Cómo hace el homeópata para saberlo?
¿Y cómo ayuda a la reacción sin agravarla?
¿Y cómo sabe cuándo elevar la dilución para emplear?
¿Y sobre todo está seguro que es la dilución exacta que le dieron en la farmacia?

Ya es hora que el homeópata sepa concentrar canalizar y dirigir la energía, esta es la esencia de la magia, si no manejas este proceso cuádruple todo será inútil y tu medicamento no surgirá efecto.

a). Concentrar la energía, consiste en despertar el poder personal y el poder de la tierra.
b). Canalizarla, significa dotar este poder con un objetivo mágico especifico a través de la visualización.
c). Liberarla, es el acto de transmitir la energía que hay en el frasco.
d). dirigir, consiste en comunicar la energía concentrada canalizada y liberada a un objeto determinado.
Según los especialistas, algunos estudios realizados con microscopio electrónico, han comenzado a encontrar evidencias de que la estructura molecular del agua se altera cuando contiene una dilución homeopática, algo que hasta el momento no se había podido comprobar y que contra las críticas de los escépticos, curiosamente se da la circunstancia que la ONG “Homeópatas sin fronteras” han utilizado con eficacia la homeopatía en el tratamiento de epidemias de cólera en diversas partes del planeta y también como muestra en nuestro país Colombia, mientras todavía se espera la vacuna contra la malaria, el homeópata hace muchos años elimina el virus en la sangre, utilizando el mercurius cianatus a la 6ª C,H. 7 glóbulo 2 veces al día.

En el futuro la Radiónica aclarara fácilmente los procesos de hechizo o encantamiento, ondulaciones, frecuencias, electrización, inducción, acoplamiento, carga dinámica estática o modulación, hechizo quebranto, pases telepatía, radiestesia, psicometría, mal de ojo, amuleto, talismanes, sahumerios, baños de descarga, hipnosis, fenómenos mediumnicos, levitación, bilocación, desmaterializaciones, o voz directa, agua fluida, siembra y cosecha de plantas en horas favorables y todas las ciencias y supersticiones, serán explicadas sin quedar ninguna duda, entonces los científicos comprobaran que todo proviene de una sola fuente de energía, aunque varíen sus frecuencias, pero se manifiestan bajo una implacable disciplina vibratoria, en forma de hechos poco comunes, pero no anormales como se dice actualmente, por falta de conocimiento en la materia.

No deseo cansar al compañero homeópata que tiene ya sobrada materia de reflexión, ya que estas conferencias son solo una invitación y no pretenden más que suscitar dudas razonables ante un descubrimiento que puede causar sensación, tu como lector tienes la palabra.

Parágrafo No. 139:

Nota: Quienes acepten las teorías y fenómenos relatados en estas conferencias considerándolas dignas de investigación ajustaran poco a poco su criterio profesional a una terapéutica de mayor alcance, sin embargo, los que así se atrevan a marchar a la vanguardia, serán objeto de irónicos comentarios por parte de aquellos colegas que no comprenden que por elevados que sea los vuelos de la ciencia en todos sus sectores jamás ésta alcanzará un “punto final”.

Gracias a la acción pacificadora del maestro Jesús se creó la sublime “Egrégora”, que es la fuente de transfusión de la luz divina que aniquila el reinado de las sombras. Egrégora es la composición astral generada por una colectividad espiritual. Puesto que el pensamiento, el deseo y la voluntad son fuerzas tan reales y superiores como las más potentes energías de la naturaleza. Bajo esa influencia la materia astral, casi plástica toma forma haciéndose compacta, entonces esa Egrégora se vuelve un campo de influencia colectiva, impulsado a los que se interesan por ella para efectivar realizaciones positivas en el mismo género. Gracias a Jesús se formó en el mundo la Egrégora del Cristo que ajena a las apreciaciones de índole humano, continua influyendo y atrayendo a las almas sensibles.

Continuación del Cuestionario.

37- A que atribuyo Hahnemann el funcionamiento armónico del organismo humano.

38- ¿Cuál es la unidad de la vida humana?

39- ¿Qué quiere decir la trinidad del individuo?
Cite algunas afecciones que puedan causar una perturbación de la fuerza vital, con una consiguiente perturbación del desarrollo de toda la economía.

40- ¿Qué es el reflejo exterior de la agitación interior?
41- Porque consideramos la enfermedad como una expresión dinámica en vez de considerarla como un problema local?

42- ¿Porque hablamos de la fuerza dinámica de los remedios?

43- Que es la enfermedad?
Respuesta: La perturbación de la armonía de las funciones.

44- ¿Por qué se potencian los remedios?

45- ¿Cuál es el efecto del tratamiento supresor en los estados mórbidos?
Nota Juveriana: ¿Conseguirá la ciencia alguna vez crear fármacos sin efectos secundarios?.

Las moléculas sintéticas diseñadas en laboratorio libran energía-información en los organismos vivos trastornando su orden sutil. De ahí los efectos secundarios y la polución interna. Hasta la fecha la investigación no nos ha permitido copiar perfectamente una molécula viva en laboratorio y veo difícil que pueda lograrlo a corto plazo. Por eso las moléculas naturales siempre irán por delante, ya que como organismos vivos poseen una fuerza orientadora, una programación universal de la que carecen las sintéticas. Hemos comprobado definitivamente que DIOS no juega a los dados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: