Just another WordPress.com site


FISIOLOGÍA ESPIRITUAL

ÓRGANON COLOMBIANO
EN 200 Parágrafos
JUVER OSORIO R.
Farmacista de 2° orden

LA TERAPÉUTICA HOMEOPATICA

ENTREGA 5

Parágrafo No. 140:

LAS COSAS COMO SON

No se puede conocer nada perfectamente sin conocer su principio.

La práctica de la medicina no debe basarse tan solo sobre teorías científicas acerca de las leyes de aquella parte de la naturaleza que es un plano inferior de manifestación. El plano de las apariencias físicas, porque en el fondo de toda ciencia debe estar el reconocimiento de la verdad eterna. La salud y la enfermedad en el hombre no son determinadas únicamente por leyes físicas, tales como las que rigen las órdenes más bajas del ser, ni son las leyes de la naturaleza creadas por ésta, sino que todas las leyes naturales son el resultado de la ley espiritual que obra en la naturaleza, por tanto, aunque sea sumamente útil y necesario el conocimiento de las leyes de la naturaleza física. El estudiante de medicina que en adelante la seguiremos llamando, Fisiología Espiritual, deberá ante todo activar la nobleza y espiritualidad de carácter, que resulta del reconocimiento de la ley fundamental de la sabiduría divina, en la que se basa todo el orden y la armonía que existe en el mundo, la práctica médica no descansa pues en un mero tecnicismo, ni es una simple profesión o negocios que se puede emprender con el objeto de ganarse la vida, sino que requiere para su objeto legítimo. El uso de las facultades que resultan del desarrollo de los elementos más elevados y más nobles, o sea la parte espiritual de la constitución del hombre.

Parágrafo No. 141:

LA GRAN OBRA

La ciencia perfecta que queda de la radiónica se denomina absoluto o Egrégora que puede ser percibida y comprendida como la belleza de toda belleza, el amor de todo amor y lo más alto de lo alto, la Egrégora es un arco iris que atraviesa el abismo que existe entre el plano terrestre y el celestial, entre la materia y el espíritu, al igual que el arco iris puede parecer que está a nuestro alcance, pero si se concentra el con el único objetivo de encontrar una montaña de oro, se alejará.

La ciencia de la Egrégora sagrada, secreta, antigua y profunda, también denominada arte real o sacerdotal y filosofía hermética, esconde tras textos esotéricos, símbolos y signos, las vías para penetrar en los secretos más profundos de la naturaleza, de la vida y de la muerte y de la unidad, la eternidad y el infinito.

Para obtener la gran obra o Magnus-opus de la Egrégora, que en lenguaje divino se llama el espíritu de la vida, que consiste en lograr la realización tanto material como espiritual.

La gran obra consiste, por encima de todo, en que el hombre se cree así mismo, es decir, que domine total y absolutamente sus facultades y su futuro.
El Adepto (Adeptus “el que ha conseguido el don de Dios”) recibe la triple corona de la iluminación: Omnisciencia, Omni potencia y gozo del amor divino, pero muchos son los llamados y pocos los escogidos.

La primera tarea del discípulo es buscar la materia prima y la preparación del fuego secreto o primer agente, como el agua seca que no moja las manos, y el fuego que arde sin llamas.

Alcanzar los conocimientos del creador es descorrer el velo y convertir la oscuridad de la ignorancia en la luz de la sabiduría. Ha llegado el momento de definir las nuevas reglas y leyes que rigen a la Egrégora, para separarla de la cocina incoherente. La Egrégora es simplemente una cuestión de “Visión” ganada por aquellos que tienen un sincero deseo de aprender y que practican, practican y practican, aunque ser sanador Egrégora requiere una labor ardua y una práctica constante, porque solo así comprenderemos que todo procede del uno y vuelve al uno.

Es el símbolo solar del oro por el uno y para el uno.

El macrocosmos representado por el círculo y el microcosmos representado por el punto Axial

Parágrafo No. 142:

A- Dice el filósofo; es una verdad, refiriéndose a que es cierto que recibamos el arte de la Egrégora.
Sin mentira, afirma, para contradecir a quienes afirman que esta ciencia es una mentira o una falsedad.
Cierta, es decir, experimentada, porque cualquier cosa que se ha experimentado es completamente cierta.
Y la más verdadera, porque el sol más verdadero se crea con este arte.

B- La operación de la piedra.
Lo que está arriba
Es como lo que está abajo
A fin de realizar los milagros de una sola cosa.

C- Por adaptación.
En otras palabras, solamente por el mandato y la acción milagrosa de Dios, -Solvet Et Coagula-
“Disuelve el cuerpo y coagula el espíritu”.
“Separarás la tierra del fuego”

Hay que separar el estado sólido del azufre, del estado sutil.
“lo sutil de lo espeso, suavemente, con gran habilidad”.

La tierra es en términos generales, nuestra materia o mater, la madre y la fuente de todas las cosas corporales. “La tierra es la madre de los elementos”, de la tierra proceden, a la tierra vuelven. “Haz que la tierra se aligere y el fuego pese”.

“Si disuelves lo fijo y fijas lo volátil y sujetas al que tiene alas, conseguirás vivir de una forma segura”. A partir de la interacción de los cuatro (4) elementos y de la transformación de unos en otros, todo evoluciona y se destila el quinto elemento o quinta esencia.

La Egrégora se define como “la ciencia de los cuatro (4) elementos que se encuentran en todas las sustancias de la creación pero que no son de naturaleza vulgar”. “La ciencia consiste simplemente en lograr que estos elementos se conviertan los unos en los otros”.

Parágrafo No. 143:

RELACIÓN EGRÉGORA – ENFERMO

Partiendo del concepto afirmativo que no admite dudas, de que en toda materia se encuentra un fluido vital en continuo movimiento es una evidencia clara que la esperanza fundamental de cualquier persona será el poder asimilar la mejor cantidad posible de dicho fluido en el medicamento.

– La dualidad incuestionable establece que en toda materia existen dos polos de actuación: un polo de atracción (negativo) y un polo de proyección (positivo).

El objetivo del investigador Egrégora, debe ser como ha sido siempre, captar hasta el fluido magnético que ocupa el Éter para conseguir y acrecentar la potencia magnética personal, la cual, al estar basada en la acumulación de fluido vital, permitirá conseguir una potencia magnética efectiva y aplicable de modo práctico.

Después de tener en cuenta la presencia del temperamento o “polaridad” de cada persona. Se mide la fuerza magnética del medicamento, para que despierte el Tonus Vital.

– Este gran “poder universal fluidico”, cuya plasmación más evidente la tenemos en los tres tradicionales elementos de la vida; calor – luz – electricidad, nos permitirá la posibilidad de intervenir de forma positiva tanto sobre la materia como sobre el espíritu.

Parágrafo No. 144:

¿Qué es la bio – electrónica?

Es una parte de la biología molecular que estudia las fuerzas electroestáticas que se ejercen entre las moléculas de las células.

Y en este concepto general, será de gran interés poder efectuar un breve análisis sobre esta disciplina científica que permite supervisar las manifestaciones energéticas de los seres vivos, en especial el hombre, evaluando, cualificando y cuantificando, desde el punto de vista del bio – magnetismo.

– “Cada partícula de materia atrae a otra partícula con una fuerza igual a su masa e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que las separa”.
Newton estableció una serie de teorías, como la de la composición de la luz blanca, a la que concibió en forma de Corpúsculos, en cuya mecánica se basa la ley de la inercia. La proporcionalidad de la fuerza respecto a la aceleración y el descubrimiento de la ley de la gravitación universal.

– Todos los seres incluyendo los minerales, los vegetales y los animales, y muy especialmente el ser humano, como ya hemos indicado, generan un campo de fuerza de dos clases: fuerza eléctrica y fuerza magnética.

Estas dos fuerzas se representan por medio de las “líneas de fuerza” y la dirección y la intensidad del campo nos vienen indicadas por la intensidad y dirección de las líneas.
Es interesante dejar constancia que las “Líneas de fuerza” se atienen a la ley universal de la paridad.

– Así es como podemos comprobar que cargas de signo contrario se atraen, mientras que cargas de igual signo se repelen.

Teniendo en cuenta lo ya dicho, que estas fuerzas electrostáticas actúan sobre las moléculas de las células, será interesante conocer cómo se produce este proceso.

Parágrafo No. 145:

Entonces: ¿Cómo funciona la electrónica celular?

Hemos de partir de que la célula es una unidad generalmente microscópica que, de forma más o menos numerosa, forma parte de todos los seres vivos.

En los vegetales la podemos encontrar en forma de un “protoplasma” rodeado por una especie de pared celular, de forma diferente. En los animales, el envoltorio es una membrana celular.

– Es un núcleo central de cada célula están situados los cromosomas que protegen el material genético transmitido o por transmitir, controlando además toda posible actividad celular.

El “citoplasma” es una especie de fluido que da aspecto corpóreo a la célula y en su núcleo central se producen diferentes reacciones electroquímicas fundamentales para la vida del ser.

– Siendo a través de sofisticados mecanismos electrónicos, que la “membrana celular” controla la entrada y salida de sustancias.

Existe, además un órgano llamado “mitocondria” cuyo funcionamiento no está muy bien definido, y que ocupa el seno citoplasmático, se supone que su actuación podrá ser similar a la de una central energética de la célula.

Parágrafo No. 146:

¿Cómo actúa electrónicamente el cuerpo humano?

Todos los cuerpos físicos tienen la misma forma de comportarse, por lo que, también en el cuerpo humano, se producen de forma organizada y especializada las generaciones electrónicas.
En la situación actual de las investigaciones tecnológicas sobre el cuerpo humano, solamente existen informaciones procedentes de laboratorio, aunque se supone que tras el análisis, evaluación y cuantificación los flujos de carga de las células, se podrá tener una información más completa y real sobre las relaciones e interacciones del cuerpo humano con su entorno electro – biofísico.

– Los primeros resultados positivos de estos estudios pueden concretarse en la evaluación de ciertas deformaciones músculos esqueléticos, aun cuando queda mucho campo por investigar.

Por otra parte, la retícula magnética humana se diferencia notablemente de la electrónica, aunque estén relacionadas por las influencias de su entorno.

– En la actualidad, casi toda la magnetoterapia está basada en la retícula magnética, cuya base todavía es muy empírica, dado lo difícil que resulta cuantificarla y evaluarla tanto en forma parcial como global.

Lo que si podemos concretar es que el cuerpo humano ofrece una resistencia al paso de una carga electromagnética que llega a alcanzar los 30 millones de Ohmio (30 H), a través de su valoración, que no debe variar demasiado entre una persona y otra, puesto que, en el caso de descubrir una diferencia muy significativa, será una muestra clara de que existe en curso una grave patología.

Parágrafo No. 147:

¿Dónde se puede encontrar el secreto del fluido vital?

Con todo lo anteriormente planteado, se ha llegado al conocimiento de los diferentes estados de presencia del fluido vital en los tres aspectos de la naturaleza terrestre, mineral, vegetal y animal, por lo que podemos tener la seguridad de que la raza humana está impregnada del movimiento ininterrumpido del gran agente universal.
– Este fluido vital, tiene la misión de animar, atraer y rechazar a través de reunir los átomos en masas compactas o bien separarlos, hasta conseguir lanzarlos al infinito.

Solamente nos hace falta poder descubrir cuál es el gran depósito donde se almacena el fluido que todos los mundos, las galaxias. El universo entero, inspiran y espiran, esta duda podría ser concretada de la siguiente forma:

– En el Éter por donde el fluido vital circula sin descanso.

Y así es así, hemos llegado a un punto sin retorno, donde la decisiva verdad debe ponernos en contacto directo con la potencia magnética que está esperando convertirse en conocimiento, en voluntad, en realización efectiva de nuestros deseos y esperanzas.

“EGRÉGORA”
Causa de las causas.
La Egrégora nació con la creación:

Parágrafo No. 148:

GENESIS: Capítulo 1

1. En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
2. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo. Y el espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.
3. Y dijo Dios: FIAT LUX (sea la luz) y fue la luz.
4. Y vio Dios que la luz era buena: y aparto Dios la luz de las tinieblas.
5. Y llamó Dios a la luz, y a las tinieblas llamó noche: y fue la mañana y la tarde un día.

Así fue como Dios creó la luz del espíritu, ya que más adelante en el versículo 14, Dios creó las lumbreras, para apartar el día de la noche así lo hizo el ser infinito, al que nadie puede quitar nada ni nada agregar, todos los seres viven en él y por él, él es la unidad fundamental, realidad, esencia y vida, fin y medio.

Después de creada la luz del espíritu, el santo bendito dijo, sean lumbreras en la expansión de los cielos.

16- E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche: hizo también las estrellas.

Naciendo así los siete rayos de la creación, el color es por lo tanto, una fuerza divina ¡nada menos! Y nosotros somos el producto de las respuestas de este divino o principio creativo de ondas de luz.

Luego el maestro Jesús con su acción pacificadora, nos confirma esta fuente de transfusión de la luz divina que aniquila el reinado de las sombras. La Egrégora elimina el agregado.

Es el cordero que se precipita hacia el sacrificio.
Este es el fuego del cordero (Aries) Agnus. Se trata de un ardor latente simbolizado por el azufre de los alquimistas cuyo ideograma hace alusión al fuego interior oculto, pero actuando, porque la cruz con un signo sobre ella indica que debe cumplirse en una acción elaboradora; lejos de representar a la muerte, el cruce de la horizontal pasiva con la vertical activa es un jeroglífico de fecundación, de unión del espíritu y la materia. Según se suponga a la vertical descendente o ascendente, se considera que el trabajo efectuado se traduce en involución encarnante o en evolución espiritualízante.

El azufre diseminado entre los seres vivientes es el hijo encarnado del padre celestial, de donde emana el fuego universalmente vivificante. El maestro con cuernos de carnero representa el fuego sagrado, que renace cada mañana con el sol, victorioso de las sombras nocturnas.

El cordero de Dios (Aries) está entre los signos de fuego. El sol es exaltado en este signo este fuego – luz, figurado por el punto en el centro del círculo, o por un ojo trazado dentro de un triángulo, que nos indica el triple fuego. El fuego de Aries, el sol exaltado en Aries, y morada diurna de Marte. Pero ¡qué importa! El agente de renovación es un fuego impetuoso, digno de Marte. El guerrero ardiente, que no teme a nada por temperamento.

El fuego del León – el sol es el gran obrero de la naturaleza y está representado por Hércules y sus doce trabajos. El fuego de Sagitario, cuyo fuego es Jupiteriano, de naturaleza eléctrica.

“y entonces Jehová modelo al hombre con arcilla del suelo, sopló en su nariz un hálito de vida y el hombre se convirtió en un ser viviente”. Un poco de polvo de la tierra se organizó en sustancia viviente, es la unión de la materia con el espíritu.

Se dice que Jehová utilizó arcilla, que quiere decir mineral. Recordemos que los minerales son radiación estable. Los vegetales son luz solar transformada.
Los animales herbívoros, son luz, doblemente transformada.
Los humanos nos alimentamos de esas radiaciones y esa luz transformada y a su vez emitimos, electricidad estática, fuerza magnética, neutrones, protones, rayos X, etc.

Con la creación de los siete rayos podemos considerar al hombre como un radical libre en lo positivo o negativo.

Nosotros somos negativos en cuanto a polaridad, solo nosotros escogemos el ángulo al cual pertenecer.

Parágrafo No. 149:

“Angulo” = Ángel – Son electrones que giran alrededor de la presencia solar que es Dios y que han elegido extender su conciencia en todos los planos de la existencia. Son bastoncillos y conos de energía concentrada que pueden ser llamados a la acción por los seres ungidos, para que actúen cuando y donde quiera que sea necesario, existen ángeles de curación, protección, amor, consuelo y compasión, ángeles que cuidan los ciclos de la vida y de la muerte, ángeles que empuñan la espada y la lanza para separar de un tajo lo real de lo irreal.

Ángel – “Angulo” de la conciencia de Dios; aspecto de su autopercepción, individualización de los fuegos creativos del cosmos – su función es concentrar, intensificar y amplificar las energías de Dios en beneficio de toda la creación, ellos atienden a las necesidades de la humanidad, intensificando los sentimientos de Fe, esperanza y caridad – honor e integridad – verdad y libertad – misericordia y justicia.
Los ángeles caídos (protones) son los que siguieron a Lucifer en la gran rebelión y cuyas conciencias cayeron, por ello a niveles inferiores de percepción, se conocen como Luciferinos.

Entonces de que medicina estamos hablando, porque no queremos entender que en este tercer milenio, el enfermo ha cambiado y el médico también ha cambiado – El sanador Egrégora, localiza el asiento de la desarmonía (protón) dentro del cuerpo del paciente, y luego descarga átomos de onda corta (electrones) que tomada en dosis infinitesimal perturba la enfermedad (protón).

Después de esto, el método de curar consiste en manipular la longitud de onda de la naturaleza. Este es uno de los secretos de la curación, el Homeopatía actual sabe muy poco acerca de las verdaderas fuerzas que pone en acción. Tiene muy poca información de la conciencia de la naturaleza, para ayudar a los demás.

Las potentes corrientes solares y lunares, que fluyen a nosotros pueden ser desviados y dirigidos a la parte enferma del cuerpo de un hombre, la salud depende de la distribución armonizada y pareja de la corriente que nos llega de la naturaleza y, si tenemos reserva de energía podemos utilizarla para curar.

Por el uso incorrecto de la energía de Dios, ciertos seres no ascendidos pueden proyectar rayos con cualidades negativas (protones) como rayos de muerte, de sueño, de enfermedad, entre otros, cualquier cosa que entorpezca las corrientes de vida producen desorden, recordemos que nuestros sistemas difieren en lo que respecta al voltaje de la corriente que pasa por ellos y, si se aumenta a la energía normal, se somete al cuerpo a presión adicional.
Nuestros cuerpos vibran de acuerdo con la relación que mantenemos con nuestro íntimo.

Parágrafo No. 147:

El Radical Libre: cuando el átomo se descompone, quiero decir cuando suelta el electrón o el protón, queda desequilibrado entonces tanto el uno como el otro, buscarán el equilibrio para así obtener la armonía, así pues en este momento, es cuando por así decirlo se atrapa o se adhiere el radical libre.

Ahora comprendemos, que cuando el átomo se descompone para una creación. ¿Qué pasa si al buscar su equilibrio se le adiciona un radical libre? Es cuando vienen los problemas para entenderlo mejor, el átomo está compuesto por tres partículas, electrón, protón y neutrón; por ningún lado aparece el radical libre. Al descomponerse el átomo el radical libre es un cuerpo extraño, así el átomo no estará en equilibrio y armonía. Y obviamente no funcionará como es debido, es como si a vuestro auto le colocaras agua como combustible, no funcionaría pero si os dañaría. El principio de armonía siempre será el mismo – positivo – negativo y neutro. O lo que es igual, electrón – protón – y neutrón – el protón es más denso que el electrón que es más liviano en cuanto a masa, nosotros como neutrones cumplimos el papel de los famosos radicales libres, ellos adhieren al que tenga mayor atracción en este caso el protón por su densidad, a esto se debe que nuestro plano es de mayor oscuridad que luz, aunque estamos llamados a ser luz.
Parágrafo No. 151:

Leyes Homeopáticas

Cuando vayas a enseñar tu verdad, enseña a dudar de tu verdad.

Dudas Homeopatía y Elementoterapia

¿Cuándo tendremos la explicación científica de su funcionamiento?
¿Con qué términos entendibles expondrá la homeopatía y la Elemento terapia?

Para la ciencia solo somos alternativos teóricos.
Por lo tanto tendré que utilizar las conjeturas y Refutaciones para clasificar las disciplinas de la homeopatía y la Elemento Terapia, en científicos o no científicos.
Por esto recomiendo el principio de Refutación – con este principio le podemos dar una teoría el calificativo de científica. Por lo tanto es necesario que permita formular proposiciones o predicciones de tal naturaleza.

Recordamos que una teoría que no sea Refutable no es científica, la Refutabilidad no es una virtud, sino un vicio, este principio es de gran utilidad teórica, pues permite separar la ciencia de la Seudo ciencia – El conocimiento firme de las conjeturas, la disciplina sería de la Charlatanería.

Ya es hora que homeopatía y Elemento Terapia, admitan que sus fenómenos trasciendan las leyes físicas conocidas y como ninguna de las dos han sido verificadas en el mundo de la química, la física y la farmacología, luego no cumplen las condiciones para ser reconocidas como ciencia.

La Homeopatía lleva 200 años tratando de ser reconocida y la Elemento Terapia, según ellos desde el comienzo de la humanidad, ya es bueno dejar las teorías de palabra, enunciados verbales a prueba de comprobación experimental, sin que ello signifique que no tenga importancia para el hombre y su cultura, o que por ese motivo tengan que ser falsas, la ciencia no pretende abarcar todo el conocimiento humano ni ser la depositaria única de la verdad.

La homeopatía y la Elemento Terapia son teorías comprobables en potencia, pero no comprobadas. Perteneciendo así al campo de las conjeturas o especulaciones.

Las teorías de estas dos medicinas no han demostrado aún ante la ciencia, sus teoremas principales por lo tanto pertenecen al dominio de las conjeturas. Si insistimos en presentarlo como ciencia legítima y no como conjetura le convierte automáticamente en Seudo ciencia.

Ver leyes arriba enunciadas pero no aclaradas ni demostradas en ninguna obra, las comprobaciones experimentales tienen que ser limpias, transparentes, abiertas a la presencia de los molestos escépticos, sin disculpas ante los fracasos reiterados, repetibles en todas partes con el fin de eliminar el fraude y la casualidad, libre de misterios sobrenaturales (elementoterapia) con controles serios y rigurosos al exponer, las exigencias y rigor y cuidado en las demostraciones deben ser también inusuales, además, hay que mostrar total respeto por la estadística y el rigor.

El pronóstico no tiene que ser determinístico, algunos pueden ser probabilísticos, pero deben ser validados, debidamente por medio del análisis estadístico.

Estas reglas de Asepsia experimental son los que han dado a la ciencia legítima el poder que ahora tiene.

Qué de raro tiene que tengamos el “gusto” por lo maravilloso y por lo misterioso, el tener pensamiento mágico, en tener la esperanza de encontrar la sobrenatural, sin hablar de la mitomanía y la charlatanería banal. Recordamos que en el mundo de los vegetales y en la cultura también crece la maleza con desalentadora tenacidad.

Aunque hay teóricas no convencionales “mi mismo” que reconocemos con franqueza que algunos de los fenómenos que fundamentamos nuestras terapias caen por fuera del alcance científico, los fenómenos no científicos por su misma naturaleza, eluden cualquier intento de verificación, y en consecuencia no pueden criticarse desde la perspectiva científica, pero los fundamentos que tienen carácter científico. Sí Hay que reconocer que nadie ha demostrado hasta ahora la falsedad de las teorías que sirven de soporte a la homeopatía y a la Elemento Terapia, pero si es posible encontrar varios argumentos que convidan a la duda, básicamente son cuatro:

a) El evolutivo
b) El funcional
c) De consistencia científica
d) Y de evidencia experimental

Parágrafo No. 152:

Para reclamar el derecho a pertenecer a la ciencia legítima, es necesario que nosotras las alternativas expliquemos las funciones adaptativas, que tienen o tuvieron las representaciones Sanatotópicas, como los canales eléctricos y electromagnéticos, puntos acupunturano, Meridianos, Chacras, Nadis y las estructuras inteligentes, situadas en los diferentes órganos.

Ya es hora de hablar de terapéuticas válidas. ¿Cuánto debemos esperar para que ocurra este movimiento evolutivo?

Y que tal cuando nos han dicho que la Elemento Terapia es más antigua que el hombre, entonces, seguiremos esperando con paciencia infinita, pues aún no se vislumbra en la distancia ese promisorio futuro.

Se habla en forma vaga de resonancias electromagnéticas, de armonía, balancear, desbloquear o estimular la energía, o de neutralizar energías negativas, este punto de transmutación de energía en salud, es uno de los más oscuros en las terapias de curación energética, y es muy difícil someterlo a comprobación experimental.

Las alternativas no hemos explicado aún, como esa energía puede convertirse milagrosamente en curación.
Ni mucho menos hemos definido o sugerido como se lleva a cabo la Alquimia biológica de transmutación de energía en salud, ni por que la energía en su forma inmaterial se convierte en comodín para todo tipo de dolencia: la panacea de las alternativas.

Ya es hora de dejar la hostilidad y sentarnos los homeópatas y elemento terapeutas frente al tablero a demostrar y corregir los postulados, o es que un Pseudo científico no puede corregir a otro Pseudo científico, y dejar que lo califique, el químico, el físico y el farmaceuta, y por qué no, hasta los mismos detractores de nuestro sistema.

Así la crítica sea inclemente, solo se salva aquel que pruebe tener la razón, ahora bien, para conferirle a estas dos alternativas el carácter de ciencia, debe primero demostrar por medio de experimentos repetidos y repetibles, presenciados por críticos que no tengan intereses directos en lo que se está demostrando, que su eficacia va más allá del efecto placebo – y esto no se ha hecho aún, recuérdese que los antibióticos no tardaron ni un semestre en convencer a todos los médicos del mundo de su poder antibacteriano. Pero para los fármacos homeopáticos, la comunidad médica está esperando desde hace más de doscientos años que los defensores presentemos las confirmaciones experimentales.

Es por esto que sólo creo en los resultados después de que otros colegas repitan con éxito los mismos experimentos que yo he realizado.

Lo más importante es la verificación de los fenómenos por parte de escépticos y opositores, o sea, los indispensables abogados del Diablo. Sólo con este dialogo experimental entre defensores y opositores es cuando se descubren las fallas y se exponen los defectos de las nuevas propuestas. Para que sobrevivan las teorías más aptas.

Ahora bien, todo lo dicho hasta ahora no significa que esté en contra de las osadas fantasías de los grandes creadores, ni de las ideas de alto vuelo, porque ya el sueño ha terminado y tenemos que aterrizar, es necesario someter nuestras fantasías al filtro de la experimentación, y no son suficientes los resultados positivos obtenidos por los defensores de la nueva teoría, ya que de cualquier teoría pueden obtenerse experiencias confirmatorias.

Ahora bien, cuando se tiene la razón no hay motivo de preocupación, sólo después de la tempestad viene la calma y el silencio de los opositores.

Sólo si todos estamos unidos, retomando las leyes, ajustando nuestro sistema, comprobándolo muchas y muchas veces para llegar al consenso, y así un nuevo fenómeno o una nueva teoría científica pasa a enriquecer el acervo cultural humano, sin este trabajo, la teoría no pasa de ser una hipótesis de trabajo. O porque cree compañero que le llaman a la homeopatía y a la elemento terapia literatura y ciencia ficción.

Y como solo hemos presentado una hipótesis de trabajo en estos 200 años, entonces no la consideran como Pseudo ciencia.

Parágrafo No. 153.

Es importante que el escéptico confirme lo que los defensores del sistema afirmamos. Y lo peor es que los escépticos dicen que ha pasado mucho tiempo sin llegar al consenso, un hecho que hace pensar a más de uno que los pretendidos fenómenos homeopáticos y elemento terapéuticos no existen.

Y hasta afirman algunos, con gran elementalidad, que si fuesen verdaderos, hace tiempo lo sabríamos.

Para reconocer como verdadero un fenómeno, primero debe pasar por el filtro de múltiples experiencias confirmatorias, y ojalá provengan de los críticos.

Desconfiando de los fenómenos leves y sutiles, y desconfiar de los interesados directos en probar la existencia del fenómeno, y más si los experimentos son realizados por los autores del descubrimiento. Y triplemente exigente si el fenómeno en discusión muestra características extraordinarias.

Como lo que estoy exponiendo, afortunadamente no temo a las exigencias de los escépticos, hemos a los irritantes abogados del Diablo, ni a sus críticas; porque sé que un fenómeno es real, más temprano que tarde será aceptada su existencia por toda la comunidad. La historia de fenómenos falsos, pero que en algún momento fueron aceptados por los científicos, es larga y llana de incidencias curiosas.

En todas ellas el error se mantuvo casi siempre defendido por los autores del descubrimiento, hasta que al fin la evidencia experimental, controlada y repetida en diferentes laboratorios del mundo, termino por aclarar la situación, por eso algunos afirman que la ciencia es la única disciplina humana que se auto corrige.

La lógica Bioenergética.

¿A que llama usted fundamentos científicos de la medicina bioenergética?
La enfermedad es un estado al que se llega por la desorganización electromagnética de las células. La célula tiene un promedio de 120 minivoltios de potencia. Ese minivoltaje está siendo alimentado por las corrientes energéticas y la energía, a su vez, esta nutrida por los alimentos y directamente por el cosmos. A través de nuestra piel circulan enormes cantidades de partículas elementales, que se llaman enérgico-materiales que están a nuestra disposición y mantienen los acumuladores propios de nuestro organismo.
El potencial celular promedio de 120 minivoltios mantiene la salud.
La enfermedad provoca que ciertos grupos de células se descarguen y pierdan potencia, hasta llegar al potencial 0, que es la muerte celular.
Es fundamental que el proceso curativo regularice nuestra energía, lo que por ejemplo consigue el acupuntor a través de una aguja, o la dosis homeopática, o la terapia neural…Todo esto provoca recargas y por eso a veces creemos que vemos milagros ante ciertas sanaciones. Además, esta medicina le da al terapeuta la posibilidad de vivenciar la curación, algo que no se consigue con la otra.

Usted afirma que nuestras ondas energéticas pueden ser potenciadas o anuladas por otras. ¿En que se traduce eso en términos de salud?
Explica, por ejemplo, la curación mediante la homeopatía, la imposición de manos, o ciertos aparatos electrónicos de reciente aparición para electro-acupuntura o la moderna Mora terapia. Una onda patológica es una onda energética como las demás, que tiene longitud y frecuencia (Vibración), una cima y un valle. Esta onda lleva un mensaje y al penetrar en un organismo vivo le deja esa información. La medicina puede curar el síntoma, pero si la medicación no coincide con la frecuencia y longitud de la onda patológica no va a poder hacer nada; y eso es precisamente lo que puede conseguirse por medio de estos aparatos o con las soluciones homeopáticas. Cuando la onda patológica tienen una cima nosotros le enviamos un valle, y a la inversa.
¿El sujeto emisor de esas ondas que interfieren con las patologías puede ser un ser humano sin auxilio de la técnica?. Así es; Por eso explica muchos fenómenos considerados esotéricos o la posibilidad de dañar o sanar de algunas personas. El pensamiento puede hacer daño a otros puesto que es energía. Una onda patológica proveniente del entorno, o incluso de la mente de otra persona, puede borrar la memoria existente y desencadenar desorganizaciones, excitabilidad. La célula cancerosa se desarrolla a partir de que ya tenía una memoria previa de una excitación. La célula queda “Tocada” desregularizada por estas informaciones patológicas que han ido llegando a ella. Entonces, un pequeñísimo estimulo patológico puede desencadenar una gran enfermedad. Por eso no podemos decir que una neumonía la produce un neumococo, sino que el neumococo es la punta del iceberg, la gota que colma el vaso de un organismo ya saturado de informaciones patológicas.
Parágrafo No. 154:

Hoy en día el homeópata prescinde del hombre integral, y apenas si presta atención más que a algunos de sus trastornos caracterizados tal como figuran clasificados en los inventarios teórico y oficial de las materias médicas, este mismo homeópata, a causa de su propia formación, propende la mayor parte de las veces a descuidar o a ignorar cualquier tipo de interacciones que difieran de las que la enseñanza magistral le recomienda tomar en consideración. Es este mismo homeópata al que le resulta imposible preocuparse del hálito vivificador que ánima al ser humano, y de los ritmos que a este le son propios, como también posee por sus estudios determinada competencia respecto a las cosas patológicas, pero no dispone del equipamiento mental indispensable para captar cualquier otra realidad que trascienda al cómo, o lo anecdótico, solo un tipo de medicina permitirá este adelanto en la comprensión global del ser que hoy se precisa y quiere realizar; la medicina que siendo consciente del problema, que atormenta a tantos homeópatas, posibilitará el interés por el individuo humano en su totalidad.

Parágrafo No. 155:

Veamos ahora la corrección de las mismas leyes radiónicas, que dice la ley oculta de la magia Imitativa.

Ley Radiónica No 1

“Si se actúa con ciertas modalidades se induce a las fuerzas mágicas a actuar de la misma manera. Todo es doble, todo tiene dos polos, principio de polaridad. El todo es mente, es el principio del mentalismo.

Ley Radiónica No 2

La segunda ley Imitativa. Que de hecho establece que entre el sujeto que se quiere hechizar y su representación no existe diferencia alguna.

Ley Radiónica No 3

La Tercera ley Imitativa o semejante nos dice: que para el éxito de cualquier sortilegio es importante la intensidad o la fuerza con la que se lleva a cabo la acción. Todo fluye o refluye, es el principio del ritmo.

Ley Radiónica No 4

La cuarta ley se conoce como la ley del contagio: Que consiste en el contacto directo que tiene el sanador homeópata con el paciente para lograr su cometido. Todo efecto tiene su causa, toda causa tiene su efecto.

Ley Radiónica No 5

La quinta ley es la ley del reposo: Después del trabajo viene el descanso, descanso que se le da al medicamento, después de dinamizarlo y potenciarlo, para que los enlaces se agrupen y así poder cuantificar su potencia, y el potencial del sanador. Nada es inmóvil, todo vibra, todo se mueve, principio de vibración.

Solo me resta preguntar ¿Cómo y con qué cura el homeópata? Todo lo que se en estos 25 años de experiencia es que el homeópata receta a ojímetro dando medicamentos supuestamente energéticos sin conocer siquiera el potencial del vehículo utilizado.

Parágrafo No. 156:

¿A qué se le llama medicina energética? El ser humano viene a ser como el punto de conjunción de dos fuerzas; la cósmica y la Telúrica.
La toma de conciencia de estas fuerzas nos describe dentro de un universo relativo al espacio, a la energía y al tiempo.

Cuando se estudia al enfermo en sus perturbaciones energéticas, nos maravillamos de la complejidad del ser, es por esto que se dice que la homeopatía no actúa en virtud de su masa, sino a merced de la energía que es capaz de liberar; ¡Que tal! todo esto muy bonito en teoría, pero ¿Qué tanto sabe el homeópata de esta energía liberada, del fluido vital, del éter cósmico, éter físico, del periespíritu, del doble etérico, tonus vital, y que tal el éter lumínico, donde surge la 6ª ley Radiónica.

Ley Radiónica No 6

“El agente primario utilizado en la terapia de los centros es el color, se ha encontrado que el color es el agente curativo más efectivo para toda forma especial de terapia Radiónica” pero las farmacias homeopáticas solo conocen el ámbar, desconociendo la CROMOSOFIA. Principio de correspondencia, como arriba es abajo.

Y la ley de polaridad (dualidad) bien puede considerarse como la primera y fundamental de toda la creación. El segundo mandato de la palabra fue que haya luz. Solo hay un Dios; el Dios omnisciente, omnipotente y omnipresente: su estructura indescriptible ilimitada como el universo, está integrada por rayos y radiaciones, los cuales poseen la misma cualidad y poderes que el mismo Dios. El primer principio cósmico al que llamamos Dios se haya presente en todas partes en forma de rayos y radiaciones, un simple prisma (agua sólida) demostrará este hecho a quien desea investigar, no hay nada tangible en el mundo que no esté constituido por rayos o que no tenga color, los siete colores son los lugar tenientes del hacedor y crean y preservan o destruyen con su omnisciencia, omnipotencia y omnipresencia, según las antiguas escrituras, los rayos cósmicos, son los colaboradores de la conciencia cósmica primordial, cuyo pensamiento debe el universo su existencia, el cuerpo del señor creador del universo que no es sino el propio universo, está integrado por los siete colores que constituyen las matrices de los planetas.

Si la homeopatía desde su fundador hubiera tenido los colores del arco iris en cualquier forma y los hubiera potentizado, como lo hizo con la bapticia y la sepia, se habría encumbrado entre todos los sistemas curativos conocidos, preparando a voluntad mezclas de color, para desarrollar un poder curativo más eficaz, ya que la homeopatía cura por media de las fuerzas cósmicas inherentes a las medicinas cuyo color se puede meter al frasco, aunque no se conocía su verdadero procedimiento. Así es apreciado colega: en mi frasco potencio el metal, la gema y el color.

Parágrafo No. 157:

Entonces ¿ de qué energía habla la homeopatía?.

Ley Radiónica No 7

“los efectos de una acción sufrida por una parte (testigo) separada del cuerpo, son resentidos por ese cuerpo entero, sin importar la distancia que existe entre esas dos partes separadas”. A este fenómeno se le ha llamado “Ley de resonancia” por analogía con los fenómenos observados en la física micro-vibratoria y en electrónica.

Ley Radiónica No 8

Ciertas figuras geométricas o simbólicas son capaces de producir, de llevar, de propulsar ondas abstractas y pueden servir de antenas direccionales para alcanzar la meta apuntada”, se ha dado a este fenómeno el nombre de “ley de transferencia”, también por analogía.

Ley Radiónica No 9

Los resultados obtenidos son proporcionales a la potencia del emisor (operador) como con la receptividad del recibidor (sujeto).

Ley Radiónica No 10

Entonces ¿ de qué energía habla la homeopatía?.

Hablando de “dinámica” es la luna la que hace pasar todas las cosas dentro del cuerpo humano se produce como una marea un flujo y reflujo hay periodos críticos en ciertas enfermedades, por cuyo motivo es muy importante conocer la influencia de este planeta.

Existe una fuerza cósmica que culmina en la luna nueva y otra durante la luna llena. Todo lo que se inicia entre el tiempo de la luna nueva hasta la luna llena aumenta en intensidad y culmina hasta producirse la luna llena, Este periodo marca el flujo hacia fuera de la vida que surge del sol y que nos es reflejado por la luna, Esta fuerza constituye un auxilio precioso para construir el cuerpo y mantenerlo en buena salud, desde la luna llena a la nueva (cuarto menguante), esta gran fuerza luminosa se va tornando más y más oscura y todo cuanto se había concentrado comienza a desvanecerse hasta desaparecer. Conociendo estas dos influencias de la luna según, esté en creciente o menguante. Es fácil deducir que debe ser tenida en cuenta en los tratamientos.

Todos ellos, como, por ejemplo, las drogas pueden dividirse en dos clases generales, estimulantes y sedantes, la primera clase tiene un efecto más eficiente y fácil durante el cuarto creciente, mientras que la otra es muchísimo más efectiva en la menguante.

La regla general es la siguiente: Desde el tiempo de la luna llena, los estimulantes producen el efecto máximo y los sedantes el mínimo y es preciso disminuir los estimulantes y aumentar los sedantes. La excepción es esta: cuando la luna creciente se aproxima a la conjunción con Saturno hay que dar mayores dosis de estimulantes y menores de sedantes, cuando la luna esta en creciente y se aproxima a la conjunción con Marte y mercurio, los estimulantes tiene su efecto máximo y los sedantes el mínimo.

Cuando la luna creciente está en buen aspecto con Júpiter y venus, la estimulación cardiaca produce los resultados más duraderos, las palpitaciones se tratan más efectivamente cuando la luna esta menguando y los aspectos mencionados son favorables.

Los estimulantes cardiacos deben darse con mucho cuidado, cuando los aspectos lunares con estos planetas son desfavorables y especialmente cuando es luna nueva. Los anestésicos también pueden producir casos fatales, inhibiendo las funciones del nervio neumogástrico hasta cierto punto, aquietamos la acción del corazón que es como aplicar el equivalente de un sedante en medicina, manipular este nervio como para estimularlo es igual que administrador un estimulante medicinal.

El hechicero hace su trabajo a distancia, sin tan siquiera conocer al sujeto. El homeópata tiene al sujeto en su consultorio, pudiendo obtener del sujeto los testigos que desee para su trabajo, como cabellos, uñas, saliva, sangre (ley del contagio) etc. El hechicero atormenta y perjudica a su víctima y a los que lo rodean en su casa con sus fluidos durante muchos años de mala suerte y enfermedad, pero al simpatético homeópata no se le nota la eficacia de su medicamento supuestamente energético, ni aun teniendo todos los elementos a su alcance del paciente. En definitiva el homeópata entiende pero no sabe. Un verdadero homeópata es también, un sanador rural ya que por simpatía cura los cultivos, abona los potreros con la ayuda de la bioquímica, fosfatos, sulfatos o cloruros, como el magnesio y el zinc, con el secreto tumba los gusanos al ganado y destruye la plaga a los cultivos, con secreto también se tumban las verrugas y se curan los potreros del mión, que arrasa con los pastos. Así es, apreciado colega muchos años experimentando la magia Simpatética homeopática, he curado muchas fincas del golpe del dragón, haciendo geopuntura y aumentando las cosechas, con estás mismas energías que son reales, y descubriendo nuevos síntomas que aquejan a nuestro planeta.

Parágrafo No. 158:

Ya es hora en forma seria que el homeópata domine el aspecto del doble etérico del hombre, vehículo que absorbe del medio ambiente el prana o vitalidad, además de su función excepcional, se relacionan el periespíritu con el cuerpo físico, entonces conseguirán solucionar las molestias difíciles y consecuente de la asimilación y excreción del cuerpo humano, analizando minuciosamente el doble etérico, los homeópatas descubrirán los motivos por que las emanaciones radioactivas, afectan la base química de las células, provocando la leucemia el cuadro mórbido que presentan los Pseudo epilépticos que son provocados por el exceso de nicotina, amonio, arsénico y otras sustancias químicas, cuya carga excesiva obligan al sistema nervioso a un colapso y consecuente drenación toxica por los poros de la piel y la saliva.

La farmacopea homeopática hoy: Marzo 28 del año 2006, 200 años lleva la ciencia esperando que la farmacopea muestre sus postulados y sea reconocida. Ya es bueno dejar las teorías de palabra y que la homeopatía admita que sus fenómenos trasciendan las leyes físicas conocidas, y como la homeopatía no ha sido verificada en el mundo de la química, la física y la farmacéutica, por lo tanto no cumple con los protocolos para ser reconocida como ciencia.

Ha llegado el momento de exponer primero el lado negativo en que ha incurrido la homeopatía en estos 200 años de creada, fallas que no han sido superadas, demostrando así, su incapacidad para ser reconocida como científica.

Al no ser comprobada la farmacopea pasa al campo de las conjeturas y especulaciones.

Parágrafo No. 159:

Para la ciencia convencional la homeopatía en su farmacia se ha convertido en un verdadero desafió, ya que sus teorías dan explicaciones que van en contra de principios firmemente establecidos por la ciencia ortodoxa, lo que ha creado cierto resentimiento entre los científicos; resentimiento que trata de alejarlos y que rechacen de plano todas las propuestas provenientes del sector homeopático, o como creen que nos tratan algunos médicos tradicionales a los alternativos.

Ya es hora de poner en claro sus teorías de soporte y saber, ya que esta es vaga y oscura, o quien en Colombia ha realizado una investigación seria y confiable, ya que su nivel de prueba es insuficiente para obtener condiciones determinantes sobre su eficacia.

Pongo en evidencia la farmacia homeopática porque hay crisis de confianza ante tanta mezcolanza de farmacias. Hasta ahora nadie a demostrado si las teorías que soportan las farmacopeas son falsas o no, y si no logramos el consenso entre las dos partes, las teorías seguirán marginales a la ciencia.

Para la verdadera ciencia solo somos alternativas teóricas, la farmacia pertenece al dominio de las conjeturas, si se insiste en presentar la farmacia como ciencia legitima y no como conjetura, la convierte automáticamente en seudo ciencia.
Registrar un medicamento homeopático es igual a registrar que el agua bendita a sido bendecida.

Dice el decreto 3554 capítulo 1. Artículo 2º. que: El medicamento es el preparado farmacéutico obtenido por técnicas farmacéuticas homeopáticas, con reglas de farmacopeas oficiales aceptadas en el país, con el objeto de prevenir aliviar y curar etc.

Esto no es verdad.

Parágrafo No. 160:

Él termino medicamento se define así en farmacia homeopática: Medicamento “vs.” Remedio, mientras el medicamento provoca o despierta la enfermedad artificial en el hombre sano, el remedio es capaz de neutralizar o de aniquilar en el hombre enfermo, determinado grupo de síntomas.

Medicamento: T.M. en gotas
Remedio: El medicamento potenciado. 5ª – 6ª, 7ª C.H.

Así nos queda la duda en cuanto a lo que es Farmacia y Laboratorio Homeopático:

Farmacia: Establecimiento autorizado para la preparación y venta.

Laboratorio: Establecimiento farmacéutico que se dedica a la investigación, fabricación, análisis, control y calidad de cepas, tinturas, materias primas, formas farmacéuticas y/o medicamentos etc.
Esto tampoco es verdad: En Colombia laboratorio y farmacia es igual, ya que el laboratorio como tal no existe, y hasta el presente no se ha demostrado si la farmacia homeopática fue realmente el legado dejado por el doctor Hahnemann, yo vengo a demostrar que no, las técnicas farmacéuticas y sus reglas no se ajustan a la ciencia.

Dice el Parágrafo del Decreto: “Con reglas de farmacopeas oficiales aceptadas en el país”.

R: En Colombia se ha aceptado como oficiales la Alemana (OAB) la Americana (USP) Británica (BP) Codees Francés, Europea Internacional (OMS) Mexicana, Argentina, etc.

Parágrafo No. 161:

Las aceptaron sin Aval, esto quiere decir que las aprobaron jurídicamente pero no científicamente, ya que la homeopatía no pasa de ser una ciencia patológica, en la que los supuestos científicos logran engañarse a sí mismos y fabrican argumentos y teorías retorcidas, deliberadamente orientadas a confundir juristas y legisladores con poco o ningún conocimiento científico, sin aportar apenas evidencias que demuestren que realmente es así, la mayoría de las veces no hay evidencias en lo absoluto.
Esto ocurrió en Colombia, firmaron en uso de las facultades extraordinarias, lo legalmente inútil.

Con los Decretos 3554 y el 3717 aceptaron la potenciación homeopática, o fluxión continua en sus dinamizaciones sin comprobarlo, entonces hay la obligación de informar sobre este enigma profundo y difícil de la biología, como es el de reexaminar los propios fundamentos de la ciencia, a no ser que los supuestos directores técnicos químicos farmacéuticos (ave no tienen aval homeopático ni competencia homeopática) que solo ellos rigen nos den la respuesta, y lo mejor como harán para certificar una etiqueta homeopática.

Parágrafo No. 162:

Pregunta: No Sera que primero deben mostrar su idoneidad en farmacopea homeopática, en donde estudiaron y conque aval gubernamental.

Aquí vemos una legalidad superficial, que solo regula y de ciencia nada, solo pretenden mostrarnos un funcionamiento normal.

Ya es hora de ponernos serios, hay que aterrizar, el sueño ha terminado 200 años de letargo deben ser sentados frente al tablero para definir la explicación científica de su funcionamiento y luego pasar al laboratorio a demostrar que es una terapia valida, o es que acaso la homeopatía no se ha aprovechado de las teorías de soporte aprovechando todo el vocabulario científico del momento, cuando se descubrieron los imanes naturales (Mesmer) se habló en su momento de magnetismo animal, cuando la ciencia descubrió las ondas electromagnéticas, las terapias hablaron de campos electromagnéticos, ondas y radiaciones y, así fueron incorporando en sus explicaciones, ultra sonidos, plasma biológico, fenómenos quánticos, campos de influencia, energías de todas las clases, polaridades, espacios vibracionales y rayo láser, estas son simples analogías pues no hacen referencia a los verdaderos significados que la física les da, ya es hora de conocer el apoyo experimental, sin la densa jerga supuestamente científica de lo que es bioenergético y medicamento vibracionales.

En su artículo 6ª del Decreto 3554 nos entregan la escala de dinamización y su conversión, esto no pasa de ser una teoría. La escala homeopática esta desfasada, 0.6.12.30.100.200.M.10M.50M.CM.MM. Quien nos demostrará la 1.50.000.

Parágrafo No. 163:

No Será que el vehículo requiere ajuste?

Las farmacopeas con 50 años de antigüedad ya están caducas, o es que acaso ese robusto edificio de cerca de 200 años llamado “Farmacopea Homeopática” que parece tan inminente y fuerte desde cierta distancia, pero tan pronto como le echemos un vistazo de cerca, vemos que la farmacia es un edificio agrietado y medio ruinoso. Construido sobre las movedizas arenas de la teoría.

Hay medicamentos que funcionan para algunos pero no para otros: Soy una persona escéptica y pragmática, el medicamento homeopático me había dejado serias dudas, por muchos años le investigue, ya que soy de los que cree que si algo funciona de una manera demostrable y que se pueda repetir razonablemente, tiene que haber una explicación, esto es lo que debemos demostrar.
Parágrafo No. 164:

FARMACOPEA EGRÉGORA JUVERIANA
Órganon Colombiano

Lo que Juver busca es ser calificado y poner a prueba los postulados de la farmacopea homeopática, que nos han dado en estos 200 años Juver pide muy comedidamente a la Comunidad Europea y Americana quienes aparecen como los legales u oficiales en Colombia, Estados Unidos de Norteamérica (USP) Británica (BP) Codex Francés y Alemán (DAB) Europa Internacional (OMS) o las que en su momento rijan para la Unidad Europea.

Juver ha enviado correspondencia a: Brasil, Bolivia, Argentina, India, Pakistán, Sri-Lanka, África, Rusia, Polonia Rumania, Checoslovaquia, Bélgica, Francia, Holanda, Inglaterra, Italia, Portugal, Grecia, Austria, Suecia, Finlandia, Noruega, Suiza, España, México, etc.

Para informarles que la homeopatía no cumple con los protocolos para ser considerada como ciencia, urge corregir la farmacopea, ya que es vaga y oscura, es el momento de aportar las evidencias, y que la mejor calificación la obtenga quien tenga la razón.

El 13 de Octubre sé público en el Diario Oficial de la Comunidad Europea la Legislación comunitaria que regula la fabricación y registro de medicamentos homeopáticos y antropozoicos, y dicen de los grandes pasos hacia adelante, sólo deseo saber si legislar es igual a ciencia, ya que esto mismo está ocurriendo en Colombia, con un plazo dado por el INVIMA hasta el 28 de abril del 2006 para sustentar la Farmacopea homeopática.

Parágrafo No. 165:

¿Qué es lo que Juver viene a sustentar y a corregir?

1. Que la farmacopea también fue corregida por el maestro Hahnemann al final de su obra.
2. Actualizar los conceptos básicos del sistema terapéutico ya que están desactualizados y obsoletos.
3. Comprobación experimental en el laboratorio. Juver demostrará su laboratorio en Abril.
4. Juver viene a reclamar el derecho a pertenecer a la farmacopea legitima y explicar las funciones adaptativas que tuvo o tiene en cuanto a lo que es medicamento vibracional o bioenergético.
5. La moraleja Juveriana es: Por muy plausible que parezca una teoría el experimento tiene siempre la última palabra.

Preparación de tinturas en destilador hermético

Parágrafo No. 166:
ÓRGANON COLOMBIANO

La farmacopea corregida por Juver:
Ver los Parágrafos del Órganon –9 –10 – 11- 12, el doctor Hahnemann nos habla de la fuerza vital, espiritual o energía “Dynamis” que anima al cuerpo material. ¿Qué quiso decir?
Respuesta Juveriana: Dynamis es igual a influencia dinámica, el poder dinámico (Ver el literal del Parágrafo 11) que dice:

Nuestra tierra en virtud de una energía invisible oculta, mantiene a la luna en rotación alrededor de ella en 28 días y algunas horas, y recíprocamente la luna a horas definidas, (deduciendo algunas diferencias que ocurren con la luna llena y la luna nueva). Levanta a nuestros mares hasta la pleamar y luego los abate hasta la bajamar, “déjame decirte que aquí el Doctor Hahnemann nos entregó la energía celular lunar, y” la Astrología Homeopática racionalizada.

Parágrafo No. 167:

Surgiendo el cuadro que define la verdadera farmacopea:
Tierra Sol Planetas Cunas

Sales Fuerza de vida Fluidos
y Energía Energía Energía Energía
Electrónica Molecular Celular mineral

Sales Rayos Gematría Rayos
Bioquímicas Eléctricos oligoelementos néticos
Cuadro base que nos define la preparación de los medicamentos luz en biodinámica

Cuando el doctor Hahnemann dijo fuerza vital, se refería a la fuerza de vida que nos da el sol, conocida esta como fuerza electrónica, el Parágrafo 9º. Dice: “Y subordina todas las partes del cuerpo a un funcionamiento admirable, armonioso, vital en cuanto concierne a las sensaciones y a las funciones, esta es energía molecular que nos dan los planetas sobre los fluidos y los humores.
Lo que Juver corrige – Si hablamos de medicamentos luz, se debe evitar el color ámbar y el dejar los medicamentos en la sombra, ya que esta no da energía”.
Continuemos con el Literal 7º. Del Órganon
“Solo una mente culta, ejercitada en comparar y deducir, puede formarse una suerte de ideas suprasensibles suficiente para mantener alejado de sus conceptos a todo cuanto en su pensamiento, sea material o mecánico, tal mente denomina a estos efectos di anímicos virtuales, es decir resultados de energía y acción puras absolutas y específicas de una de las sustancias sobre la otra.

Parágrafo No. 168:

Pues bien, ahora si tenemos fundamentos para hablar de medicamentos sutiles, bioenergéticos, vibracionales o etéricos, y de verdaderas patogénesias, que con Juver vas a conocer, o como pretendes tratar el miasma, que es una sombra que viene de generación en generación, o acaso no podemos considerar el miasma como un patrón para físico de la enfermedad residente a niveles etéricos, y este patrón se encuentra inevitablemente en el cuarto éter, o éter vital.
Alternativa Violeta 1º. Éter Eléctrico

Lumínica Índigo 2º. Éter Luz

Cinética Azul 3º. Éter Sonido Miasma

Magnética Verde 4º. Éter

Color: Amarillo Gaseoso

Cuerpo Físico
Estática Naranja Líquido

Térmica Rojo Sólido

Alguien podrá demostrar que los medicamentos por sucución y dinamización alcanzan el miasma ubicado en el tercer Éter que pena pero esto no fue lo que dejo el maestro Hahnemann.

Parágrafo No. 169:

El doctor Hahnemann en el literal 7º. Continúa diciendo:

“Las sustancias que se usan como medicinas, lo son únicamente en tanto posean cada una de ellas su propia energía específica para alterar el estado de salud del hombre mediante una influencia.
CONCEPTUAL DINAMICA

Duda: Juver pregunta ¿El maestro Hahnemann dice del medicamento que posee su propia energía? En 200 años ningún medicamento ha dado estas características, esperamos que farmacia o laboratorio lo expondrá, ojalá la Heel – o Boiron.

Sencillamente revisemos los Parágrafos 285 – 286 – 287 y 288, del Órganon, donde el maestro nos entrega el segundo método farmacéutico, corrigiendo el anterior. Esta es la fuerza magnética eléctrica y galvánica sobre la fuerza vital es la aplicación terapéutica de los polos..!Ojo compañero ¡“Substitución de personalidad de este, ver Órganon Pag. 339, lo que aquí dijo el maestro es tenaz, y los sabios homeópatas no lo vieron por favor de que farmacopea habla:

Juver corrige: “La farmacopea anticuada y caduca”.
Parágrafo No. 170:

En el asterisco:* el maestro nos habla de la “materia Peccans” y Juver la define así:

“Las enfermedades son pecados del alma, la materia es incapaz de pecar, la medicina homeopática es inconsciente materia que obra tan solo dentro de la materia, y no tiene acceso a los mundos sutiles del alma que es raíz, causa y origen de toda enfermedad.

Juver comenta: La farmacopea Homeopática es solo medicina material de la tierra, más no espiritual incluyendo sus sales que solo nos da energía mineral (Ver Figura 2) no alcanza a ser esa fuerza “Espirituosa” que dice el maestro, ya que fuerza espiritual es igual a espíritu y espíritu quiere decir aliento de vida = igual a soplo o anima, como sinónimo de viento o espíritu santo.

Para que lo comprendas mejor – debes tener la mente libre de prejuicios, y si no retírate de mis lecciones y busca otra escuela, ya que jamás llegarás a ser un verdadero sanador

“Entonces Dios modeló al hombre con arcilla del suelo, soplo en su nariz un halito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente”. Un poco de polvo de la tierra se organizó en sustancia viviente, es la unión de la materia con el espíritu.

Juver Pregunta: ¿Tú si crees que con sucución, la materia se convierte en sustancia viviente? ¿O como unes en tu frasco gotero materia y espíritu?.

Juver corrige: Ejemplo, vas a preparar Natrum mur, el Natrum es la sal sólida, que al incorporarle la colatura pasa a ser liquida y al destilarla pasa a ser gaseosa, así preparada penetra él eterizo. Por sucución imposible.

Parágrafo No. 171:

El maestro nos habló de las patogénesias planetarias con su energía invisible oculta, y nos entregó los “Síntomas del remedio” en los Parágrafos: 20 – 21 – 22 – 23 – 24 y 25 en donde dice:
“La curación requiere medicinas con poderes
espirituales dinámicos, nuestra energía vital
de índole espiritual solo puede ser perturbada
en un modo también espiritual “Dinámico”
como el resto de los medios electroterápicos”.

El doctor Hahnemann sostenía que las medicinas no podían curar las enfermedades, sino apenas dominar sus síntomas, pues el poder terapéutico reside en el propio organismo, en otros términos que los fármacos lo único que hacen es liberar los mecanismos de autocuración del organismo, pero como los medicamentos actuales no son espirituosos, no liberan sino que adormecen.

Juver aclara: Antes de seguir adelante debemos aclarar algo importante sobre las alternativas, con el término bioenergético se agrupan, la acupuntura, la electro acupuntura, la moxibustion, la homeopatía, la terapia neural, la Auriculoterapia, la Iridología, la electroterapia, la fitoterapia, la terapia magnética, la medicina manual y la reflexoterapia. Bajo él rotulo de medicina vibracional se agrupan varias de las terapias anteriores, pero su soporte solo es teórico que difiere en algunos aspectos importantes del presentado por los teóricos de la bioenergética, esperemos que la farmacopea no sea un fraude disfrazado de ciencia.

Parágrafo No. 172:

El maestro nos dejó la magnetoterapia, como un efectivo aliado de la homeopatía, fue con esta idea en mente que el maestro decidió buscar la verdad, encontrando para su época un método más avanzado de preparaciones medicatriz, luego de estudiar todos los síntomas aplicados en ese tiempo, nos legó este maravilloso conocimiento en sus Parágrafos 286 a 293.

“El ideal más elevado de la curación es una
rápida, apacible y permanente restauración de la
salud, a la supresión y aniquilación de la
enfermedad en toda su extensión, en la forma
más corta, más confiable y menos lesiva posible
sobre la base de principios fácilmente
comprensibles.

En su extraordinario tratado “Materia médica pura Volumen II” el maestro dedica 54 páginas a la curación por magnetismo (imanes) y por ciertas medicinas preparadas por los imanes.

Paralelamente proporciona detallada información acerca de los imanes, incluyendo su método de preparación y destina nada menos que 448 páginas a la descripción de los síntomas cubiertos para la medicina, acaso no fue el mismo maestro Hahnemann quien calificó a los imanes como “Una medicina apropiada”.

Juver comenta: “Acaso lo que restaura la salud, no es una medicina apropiada”. El que cura su paciente es el mejor médico, ahora veamos otra curiosidad del maestro Hahnemann: El rango de cobertura de las 3 medicinas magnéticas abarcan 1243.

Síntomas, cincuenta de los avales figuran en letra destacada en la “materia médica pura” las cuales son tratadas por remedios magnéticos.

El imán completo – magnetis poli ambo – 397 síntomas
El polo norte – magnetis polus artinas 459 síntomas
El polo sur – magnetis polus australis – 387 síntomas.

Parágrafo No. 173:

Es increíble que el maestro nos haya dejado la farmacopea verdadera energética corrigiendo las preparaciones anteriores conocidas como “sucución traumática” que según las teóricas de la farmacopea, los átomos se escinden liberando la energía – electromagnética perteneciente a esa sustancia en particular, el maestro al final de su obra había comprendido que con 16 golpes o sucusiones del frasco, no se liberaba la energía dinámica (electro-magnética) suficiente para convertirse en medicamento.

“Dilución: compuesto o producto que resulta de
Separar (Desleír, desunir) mediante un líquido,
las partículas o moléculas de un cuerpo o
sustancia, sólidos y espesos añadiendo
disolvente.

Parágrafo No. 174:

El maestro nos dejó las progresivas diluciones al centésimo, cada vez a partir de una sustancia originaria, también dijo, que el efecto de un remedio aumenta mientras más se diluya porque así se obtiene “una mayor superficie de la aplicación” que también debe aparecer un espíritu medicamentoso, los homeópatas de ayer y hoy reconocen y toman en consideración la regla de la semejanza no como ley, pero si como fundamento terapéutico.

Juver Comenta: Para que un medicamento sea energético o vibrado, debe ser manejado con el imán, que en realidad es un acumulador de fuerza vital, y le da ajuste vibratorio, lo mismo ocurre con el agua, por ser diamagnética, no adquiere la propiedad magnética, sin embargo suele llamarse agua imantada
o imanada es el agua ordinaria que ha sido puesta en contacto con un imán.

Parágrafo No. 175:

Han pasado 200 años, para comprender como el maestro se adelantó a la radiónica, dejando las bases modernas de la magneto geobiología homeopática, para así en esta época poder hablar de “medicina energética” para seguir adelante debes peguntarte; “Si con succionar 16 veces un frasco en tu mano lograrás la dilución infinita, y que tu frasco quedará con transmutación biológica, y si también eres de los que cree que con tu mano haces transferencia de electrones, o sea, mutar un ion en otro ion, o sea transmutaciones biológicas, me imagina que si te crees este cuento, entonces con la simple sucución de tu mano lograras el equilibrio del patrón energético, o fuerza vital o sea que tu remedio es un resonador que armoniza y estimula la curación, si crees esto, entonces como demuestras que tu medicamento es homeopático ¿Podrás sustentarlo?.

Que crees que dijo el maestro en el Órganon sobre “Fuerza vital espiritual” o “Energía Dynamis, lo que sí te aseguro es que no es el resultado obtenido por su sucución manual.

Parágrafo No. 176:

¿Entonces qué quiso decir?

Fuerza vital quiere decir “Soplo de vida” o “Energía vital es la manifestación centrífuga de uno de los dos poderes cósmicos de Dios, El Maestro Hahnemann dijo “Fuerza vital” y solo hay tres energías emanadas del sol (Ver Figura 1) que es el centro principal de la vida en la tierra, la pedagogía espiritual destaca 3, y ellas son “Fohat” conocido por nosotros como electricidad, que puede transformarse en calor, magnetismo luz, fuerza, movimiento, fuego serpentino, energía solar muy vigorosa.

La tercera fuerza o elemento es el “prana” cuya energía vitalidad en potencia es responsable de todas las manifestaciones de la vida en el universo.

Fue así como Juver captó el pensamiento del Doctor Hahnemann, para preparar su propia “Farmacopea Egrégora” o “Dinamis medicatriz” ya que el mineral y el hombre son realmente mis productos o elementos resultantes, puesto que absorben en su intimidad el “Quantum” de esa fuerza vital espiritual indispensable para manifestarse en el mundo.

Juver comenta: Regresemos al Órganon, Parágrafo 16: Dice el maestro Hahnemann: “Muestra fuerza vital por ser energía “Dynamis” de índole espiritual, Juver complementa:

El remedio también debe ser de índole espiritual “o “espíritu vivo” y esto solo lo conseguimos a través de un arco iris curativo o también le podríamos llamar “agua besada por el sol”. Siendo esta una de las más finas, fáciles y baratas formas de introducir color al sistema.

Parágrafo No. 177:

El maestro en sus parágrafos nos dejó una “Materia medica celestial” con un color resplandeciente y potenciado a través del agua pura, ofreciendo un arco iris de salud lleno de promesa y satisfacción para un mundo enfermo.

Desde siempre ha habido la necesidad de una materia médica comprensiva y práctica, después de todo ¿Qué provecho tiene el conocimiento de las antiguas patogénesias si es difícil su aplicación?

Parágrafo No. 178:

Poseo la mayoría de las materias médicas, las avales tienen una recolección de teorías, que emiten aquí y allá un poco de práctica pero frecuentemente indicaciones sí relación alguna. Es importante que dejemos claro este asunto.

“Las enfermedades son pecados del alma, y no del cuerpo, que es inconsciente materia incapaz de pecar, la farmacopea homeopática (muerta) es inconsciente materia que obra tan solo dentro de la materia, y no tiene acceso a los mundos sutiles del alma, que es raíz, causa y origen de toda enfermedad, ¿Se puede acaso limpiar de este lado una mancha de un vidrio, si esta mancha está ubicada en el otro lado del vidrio?, El saber homeopático no es celeste sino terrestre y por lo tanto puede instruir, pero no elevar la farmacopea y sus patogénesias no están a la altura del éter, y el remedio tampoco, con sucusiones es imposible, la farmacopea nunca empezó en orden su materia médica.

Juver comenta: Las teóricas de la farmacopea homeopática proponen una explicación a manera de conjetura del efecto curativo de los medicamentos homeopáticos en diluciones en la que ya es imposible encontrar residuos del elemento activo, el maestro postuló: “Que al sacudir con energía la solución, las propiedades del soluto se transfieren al solvente y por medio de este se corrigen los síntomas, la curación la realiza.

El propio organismo, al activarse lo que él denominó, la fuerza vital espiritual.

Parágrafo No. 179:

El doctor Richard Gerber (1993) dijo: “Que al mezclar y dinamizar el medicamento homeopático, las moléculas del agua sufren transformaciones estructurales permanentes que se imprimen propiedades nuevas, completamente desconocidas por la ciencia actual, entre ellas la de simular el soluto, pues las soluciones conservan la “signatura vibracional” de aquel, gracias a esta novedosa propiedad, el fármaco es capaz de simular con exactitud matemática las características químicas del soluto original, pero en forma atenuada con el fin de despertar y poner en acción los recursos curativos del propio organismo, igual explican otras teóricos la existencia del agua magnetizada, un fenómeno que aún está por fuera de los límites de la física actual, hasta aquí llegó también el doctor Hahnemann, ver los parágrafos del Órganon 285 – 286 – 287 – 288.

Parágrafo No. 180:

El modelo vibracional nos dice en forma teórica que la realidad física del organismo es un complejo multidimensional constituido por sistemas físicos celulares, de interacción dinámica con campos de energía que hacen el papel de reguladores biológicos, la medicina vibracional.

En completo acuerdo con esta concepción del organismo intenta curar las enfermedades interactuando con dichos campos, para la cual se le administra energía al cuerpo, en vez de manipular sus células o sus órganos con medicamentos o de intervenirlas con el bisturí.

Juver viene a proponer la radiónica Egrégora a cambio de las teorías anteriores “La Egrégora es luz que desvanece el agregado psicológico” la luz desvanece la oscuridad o miasma, solo el color nos da la frecuencia y parte de los rayos luz que se obtienen con las gemas y la patogénesia lunar.

La homeopatía estuvo muy cerca de lograr grandes curaciones y en encumbrarse como una de las mejores terapias, pero se quedó estancada con su principio de “Similitud” y sus dosis mínimas físicas o infinitesimales

LA TERAPEUTICA HOMEOPATICA
Parágrafo No. 181:

LAS COSAS COMO SON

No se puede conocer nada perfectamente sin conocer su principio.

La práctica de la medicina no debe basarse tan solo sobre teorías científicas acerca de las leyes de aquella parte de la naturaleza que es un plano inferior de manifestación. El plano de las apariencias físicas, porque en el fondo de toda ciencia debe estar el reconocimiento de la verdad eterna. La salud y la enfermedad en el hombre no son determinadas únicamente por leyes físicas, tales como las que rigen las órdenes más bajas del ser, ni son las leyes de la naturaleza creadas por ésta, sino que todas las leyes naturales son el resultado de la ley espiritual que obra en la naturaleza, por tanto, aunque sea sumamente útil y necesario el conocimiento de las leyes de la naturaleza física. El estudiante de medicina que en adelante la seguiremos llamando, Fisiología Espiritual, deberá ante todo activar la nobleza y espiritualidad de carácter, que resulta del reconocimiento de la ley fundamental de la sabiduría divina, en la que se basa todo el orden y la armonía que existe en el mundo, la práctica médica no descansa pues en un mero tecnicismo, ni es una simple profesión o negocios que se puede emprender con el objeto de ganarse la vida, sino que requiere para su objeto legítimo. El uso de las facultades que resultan del desarrollo de los elementos más elevados y más nobles, o sea la parte espiritual de la constitución del hombre.

Parágrafo No. 182:

LA GRAN OBRA

La ciencia perfecta que queda de la radiónica se denomina absoluto o Egrégora que puede ser percibida y comprendida como la belleza de toda belleza, el amor de todo amor y lo más alto de lo alto, la Egrégora es un arco iris que atraviesa el abismo que existe entre el plano terrestre y el celestial, entre la materia y el espíritu, al igual que el arco iris puede parecer que está a nuestro alcance, pero si se concentra el con el único objetivo de encontrar una montaña de oro, se alejará.

La ciencia de la Egrégora sagrada, secreta, antigua y profunda, también denominada arte real o sacerdotal y filosofía hermética, esconde tras textos esotéricos, símbolos y signos, las vías para penetrar en los secretos más profundos de la naturaleza, de la vida y de la muerte y de la unidad, la eternidad y el infinito.

Para obtener la gran obra o Magnus-opus de la Egrégora, que en lenguaje divino se llama el espíritu de la vida, que consiste en lograr la realización tanto material como espiritual.

La gran obra consiste, por encima de todo, en que el hombre se cree así mismo, es decir, que domine total y absolutamente sus facultades y su futuro.
El Adepto (Adeptus “el que ha conseguido el don de Dios”) recibe la triple corona de la iluminación: Omnisciencia, Omni potencia y gozo del amor divino, pero muchos son los llamados y pocos los escogidos.

La primera tarea del discípulo es buscar la materia prima y la preparación del fuego secreto o primer agente, como el agua seca que no moja las manos, y el fuego que arde sin llamas.

Alcanzar los conocimientos del creador es descorrer el velo y convertir la oscuridad de la ignorancia en la luz de la sabiduría. Ha llegado el momento de definir las nuevas reglas y leyes que rigen a la Egrégora, para separarla de la cocina incoherente. La Egrégora es simplemente una cuestión de “Visión” ganada por aquellos que tienen un sincero deseo de aprender y que practican, practican y practican, aunque ser sanador Egrégora requiere una labor ardua y una práctica constante, porque solo así comprenderemos que todo procede del uno y vuelve al uno.

Es el símbolo solar del oro por el uno y para el uno.

El macrocosmos representado por el círculo y el microcosmos representado por el punto Axial

Parágrafo No. 183:

A- Dice el filósofo; es una verdad, refiriéndose a que es cierto que recibamos el arte de la Egrégora.
Sin mentira, afirma, para contradecir a quienes afirman que esta ciencia es una mentira o una falsedad.
Cierta, es decir, experimentada, porque cualquier cosa que se ha experimentado es completamente cierta.
Y la más verdadera, porque el sol más verdadero se crea con este arte.

B- La operación de la piedra.
Lo que está arriba
Es como lo que está abajo

A fin de realizar los milagros de una sola cosa.

C- Por adaptación.
En otras palabras, solamente por el mandato y la acción milagrosa de Dios, -Solvet Et Coagula-
“Disuelve el cuerpo y coagula el espíritu”.
“Separarás la tierra del fuego”

Hay que separar el estado sólido del azufre, del estado sutil.

“lo sutil de lo espeso, suavemente, con gran habilidad”.

La tierra es en términos generales, nuestra materia o mater, la madre y la fuente de todas las cosas corporales.
“La tierra es la madre de los elementos”, de la tierra proceden, a la tierra vuelven.
“Haz que la tierra se aligere y el fuego pese”.

“Si disuelves lo fijo y fijas lo volátil y sujetas al que tiene alas, conseguirás vivir de una forma segura”. A partir de la interacción de los cuatro (4) elementos y de la transformación de unos en otros, todo evoluciona y se destila el quinto elemento o quinta esencia.

La Egrégora se define como “la ciencia de los cuatro (4) elementos que se encuentran en todas las sustancias de la creación pero que no son de naturaleza vulgar”. “la ciencia consiste simplemente en lograr que estos elementos se conviertan los unos en los otros”.

Parágrafo No. 184:

RELACIÓN EGRÉGORA – ENFERMO

Partiendo del concepto afirmativo que no admite dudas, de que en toda materia se encuentra un fluido vital en continuo movimiento es una evidencia clara que la esperanza fundamental de cualquier persona será el poder asimilar la mejor cantidad posible de dicho fluido en el medicamento.

– La dualidad incuestionable establece que en toda materia existen dos polos de actuación: un polo de atracción (negativo) y un polo de proyección (positivo).

El objetivo del investigador Egrégora, debe ser como ha sido siempre, captar hasta el fluido magnético que ocupa el Éter para conseguir y acrecentar la potencia magnética personal, la cual, al estar basada en la acumulación de fluido vital, permitirá conseguir una potencia magnética efectiva y aplicable de modo práctico.

Después de tener en cuenta la presencia del temperamento o “polaridad” de cada persona. Se mide la fuerza magnética del medicamento, para que despierte el Tonus Vital.

– Este gran “poder universal fluidico”, cuya plasmación más evidente la tenemos en los tres tradicionales elementos de la vida; calor – luz – electricidad, nos permitirá la posibilidad de intervenir de forma positiva tanto sobre la materia como sobre el espíritu.

Parágrafo No. 185:

¿Qué es la bio – electrónica?

Es una parte de la biología molecular que estudia las fuerzas electroestáticas que se ejercen entre las moléculas de las células.

Y en este concepto general, será de gran interés poder efectuar un breve análisis sobre esta disciplina científica que permite supervisar las manifestaciones energéticas de los seres vivos, en especial el hombre, evaluando, cualificando y cuantificando, desde el punto de vista del bio – magnetismo.

– “Cada partícula de materia atrae a otra partícula con una fuerza igual a su masa e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que las separa”.
Newton estableció una serie de teorías, como la de la composición de la luz blanca, a la que concibió en forma de Corpúsculos, en cuya mecánica se basa la ley de la inercia. La proporcionalidad de la fuerza respecto a la aceleración y el descubrimiento de la ley de la gravitación universal.

– Todos los seres incluyendo los minerales, los vegetales y los animales, y muy especialmente el ser humano, como ya hemos indicado, generan un campo de fuerza de dos clases: fuerza eléctrica y fuerza magnética.

Estas dos fuerzas se representan por medio de las “líneas de fuerza” y la dirección y la intensidad del campo nos vienen indicadas por la intensidad y dirección de las líneas.
Es interesante dejar constancia que las “Líneas de fuerza” se atienen a la ley universal de la paridad.

– Así es como podemos comprobar que cargas de signo contrario se atraen, mientras que cargas de igual signo se repelen.

Teniendo en cuenta lo ya dicho, que estas fuerzas electrostáticas actúan sobre las moléculas de las células, será interesante conocer cómo se produce este proceso.

Parágrafo No. 186:

Entonces: ¿Cómo funciona la electrónica celular?

Hemos de partir de que la célula es una unidad generalmente microscópica que, de forma más o menos numerosa, forma parte de todos los seres vivos.

En los vegetales la podemos encontrar en forma de un “protoplasma” rodeado por una especie de pared celular, de forma diferente. En los animales, el envoltorio es una membrana celular.

– Es un núcleo central de cada célula están situados los cromosomas que protegen el material genético transmitido o por transmitir, controlando además toda posible actividad celular.

El “citoplasma” es una especie de fluido que da aspecto corpóreo a la célula y en su núcleo central se producen diferentes reacciones electroquímicas fundamentales para la vida del ser.

– Siendo a través de sofisticados mecanismos electrónicos, que la “membrana celular” controla la entrada y salida de sustancias.

Existe, además un órgano llamado “mitocondria” cuyo funcionamiento no está muy bien definido, y que ocupa el seno citoplasmático, se supone que su actuación podrá ser similar a la de una central energética de la célula.
Parágrafo No. 187:

¿Cómo actúa electrónicamente el cuerpo humano?

Todos los cuerpos físicos tienen la misma forma de comportarse, por lo que, también en el cuerpo humano, se producen de forma organizada y especializada las generaciones electrónicas.
En la situación actual de las investigaciones tecnológicas sobre el cuerpo humano, solamente existen informaciones procedentes de laboratorio, aunque se supone que tras el análisis, evaluación y cuantificación los flujos de carga de las células, se podrá tener una información más completa y real sobre las relaciones e interacciones del cuerpo humano con su entorno electro – biofísico.

– Los primeros resultados positivos de estos estudios pueden concretarse en la evaluación de ciertas deformaciones músculos esqueléticos, aun cuando queda mucho campo por investigar.

Por otra parte, la retícula magnética humana se diferencia notablemente de la electrónica, aunque estén relacionadas por las influencias de su entorno.

– En la actualidad, casi toda la magnetoterapia está basada en la retícula magnética, cuya base todavía es muy empírica, dado lo difícil que resulta cuantificarla y evaluarla tanto en forma parcial como global.

Lo que si podemos concretar es que el cuerpo humano ofrece una resistencia al paso de una carga electromagnética que llega a alcanzar los 30 millones de Ohmio (30 H), a través de su valoración, que no debe variar demasiado entre una persona y otra, puesto que, en el caso de descubrir una diferencia muy significativa, será una muestra clara de que existe en curso una grave patología.

Parágrafo No. 188:

¿Dónde se puede encontrar el secreto del fluido vital?

Con todo lo anteriormente planteado, se ha llegado al conocimiento de los diferentes estados de presencia del fluido vital en los tres aspectos de la naturaleza terrestre, mineral, vegetal y animal, por lo que podemos tener la seguridad de que la raza humana está impregnada del movimiento ininterrumpido del gran agente universal.
– Este fluido vital, tiene la misión de animar, atraer y rechazar a través de reunir los átomos en masas compactas o bien separarlos, hasta conseguir lanzarlos al infinito.

Solamente nos hace falta poder descubrir cuál es el gran depósito donde se almacena el fluido que todos los mundos, las galaxias. El universo entero, inspiran y espiran, esta duda podría ser concretada de la siguiente forma:

– En el Éter por donde el fluido vital circula sin descanso.

Y así es así, hemos llegado a un punto sin retorno, donde la decisiva verdad debe ponernos en contacto directo con la potencia magnética que está esperando convertirse en conocimiento, en voluntad, en realización efectiva de nuestros deseos y esperanzas.
“EGRÉGORA”

Causa de las causas.
La Egrégora nació con la creación:

Parágrafo No. 189:
GENESIS: Capítulo 1

6. En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
7. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo. Y el espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.
8. Y dijo Dios: FIAT LUX (sea la luz) y fue la luz.
9. Y vio Dios que la luz era buena: y aparto Dios la luz de las tinieblas.
10. Y llamó Dios a la luz, y a las tinieblas llamó noche: y fue la mañana y la tarde un día.

Así fue como Dios creó la luz del espíritu, ya que más adelante en el versículo 14, Dios creó las lumbreras, para apartar el día de la noche así lo hizo el ser infinito, al que nadie puede quitar nada ni nada agregar, todos los seres viven en él y por él, él es la unidad fundamental, realidad, esencia y vida, fin y medio.

Después de creada la luz del espíritu, el santo bendito dijo, sean lumbreras en la expansión de los cielos.

17- E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche: hizo también las estrellas.

Naciendo así los siete rayos de la creación, el color es por lo tanto, una fuerza divina ¡nada menos! Y nosotros somos el producto de las respuestas de este divino o principio creativo de ondas de luz.

Luego el maestro Jesús con su acción pacificadora, nos confirma esta fuente de transfusión de la luz divina que aniquila el reinado de las sombras. La Egrégora elimina el agregado.

Es el cordero que se precipita hacia el sacrificio.
Este es el fuego del cordero (Aries) Agnus. Se trata de un ardor latente simbolizado por el azufre de los alquimistas cuyo ideograma hace alusión al fuego interior oculto, pero actuando, porque la cruz con un signo sobre ella indica que debe cumplirse en una acción elaboradora; lejos de representar a la muerte, el cruce de la horizontal pasiva con la vertical activa es un jeroglífico de fecundación, de unión del espíritu y la materia. Según se suponga a la vertical descendente o ascendente, se considera que el trabajo efectuado se traduce en involución encarnante o en evolución espiritualízante.

El azufre diseminado entre los seres vivientes es el hijo encarnado del padre celestial, de donde emana el fuego universalmente vivificante. El maestro con cuernos de carnero representa el fuego sagrado, que renace cada mañana con el sol, victorioso de las sombras nocturnas.

El cordero de Dios (Aries) está entre los signos de fuego. El sol es exaltado en este signo este fuego – luz, figurado por el punto en el centro del círculo, o por un ojo trazado dentro de un triángulo, que nos indica el triple fuego. El fuego de Aries, el sol exaltado en Aries, y morada diurna de Marte. Pero ¡qué importa! El agente de renovación es un fuego impetuoso, digno de Marte. El guerrero ardiente, que no teme a nada por temperamento.

El fuego del León – el sol es el gran obrero de la naturaleza y está representado por Hércules y sus doce trabajos. El fuego de Sagitario, cuyo fuego es Jupiteriano, de naturaleza eléctrica.

“Y entonces Jehová modelo al hombre con arcilla del suelo, sopló en su nariz un hálito de vida y el hombre se convirtió en un ser viviente”. Un poco de polvo de la tierra se organizó en sustancia viviente, es la unión de la materia con el espíritu.

Se dice que Jehová utilizó arcilla, que quiere decir mineral. Recordemos que los minerales son radiación estable. Los vegetales son luz solar transformada.
Los animales herbívoros, son luz, doblemente transformada.
Los humanos nos alimentamos de esas radiaciones y esa luz transformada y a su vez emitimos, electricidad estática, fuerza magnética, neutrones, protones, rayos X, etc.

Con la creación de los siete rayos podemos considerar al hombre como un radical libre en lo positivo o negativo.

Nosotros somos negativos en cuanto a polaridad, solo nosotros escogemos el ángulo al cual pertenecer.

Parágrafo No. 190:

“Angulo” = Ángel – Son electrones que giran alrededor de la presencia solar que es Dios y que han elegido extender su conciencia en todos los planos de la existencia. Son bastoncillos y conos de energía concentrada que pueden ser llamados a la acción por los seres ungidos, para que actúen cuando y donde quiera que sea necesario, existen ángeles de curación, protección, amor, consuelo y compasión, ángeles que cuidan los ciclos de la vida y de la muerte, ángeles que empuñan la espada y la lanza para separar de un tajo lo real de lo irreal.

Ángel – “Angulo” de la conciencia de Dios; aspecto de su autopercepción, individualización de los fuegos creativos del cosmos – su función es concentrar, intensificar y amplificar las energías de Dios en beneficio de toda la creación, ellos atienden a las necesidades de la humanidad, intensificando los sentimientos de Fe, esperanza y caridad – honor e integridad – verdad y libertad – misericordia y justicia.
Los ángeles caídos (protones) son los que siguieron a Lucifer en la gran rebelión y cuyas conciencias cayeron, por ello a niveles inferiores de percepción, se conocen como Luciferinos.

Entonces de que medicina estamos hablando, porque no queremos entender que en este tercer milenio, el enfermo ha cambiado y el médico también ha cambiado – El sanador Egrégora, localiza el asiento de la desarmonía (protón) dentro del cuerpo del paciente, y luego descarga átomos de onda corta (electrones) que tomada en dosis infinitesimal perturba la enfermedad (protón).

Después de esto, el método de curar consiste en manipular la longitud de onda de la naturaleza. Este es uno de los secretos de la curación, el Homeopatía actual sabe muy poco acerca de las verdaderas fuerzas que pone en acción. Tiene muy poca información de la conciencia de la naturaleza, para ayudar a los demás.

Las potentes corrientes solares y lunares, que fluyen a nosotros pueden ser desviados y dirigidos a la parte enferma del cuerpo de un hombre, la salud depende de la distribución armonizada y pareja de la corriente que nos llega de la naturaleza y, si tenemos reserva de energía podemos utilizarla para curar.

Por el uso incorrecto de la energía de Dios, ciertos seres no ascendidos pueden proyectar rayos con cualidades negativas (protones) como rayos de muerte, de sueño, de enfermedad, entre otros, cualquier cosa que entorpezca las corrientes de vida producen desorden, recordemos que nuestros sistemas difieren en lo que respecta al voltaje de la corriente que pasa por ellos y, si se aumenta a la energía normal, se somete al cuerpo a presión adicional.
Nuestros cuerpos vibran de acuerdo con la relación que mantenemos con nuestro íntimo.

Parágrafo No. 191:

El Radical Libre: cuando el átomo se descompone, quiero decir cuando suelta el electrón o el protón, queda desequilibrado entonces tanto el uno como el otro, buscarán el equilibrio para así obtener la armonía, así pues en este momento, es cuando por así decirlo se atrapa o se adhiere el radical libre.

Ahora comprendemos, que cuando el átomo se descompone para una creación. ¿Qué pasa si al buscar su equilibrio se le adiciona un radical libre? Es cuando vienen los problemas para entenderlo mejor, el átomo está compuesto por tres partículas, electrón, protón y neutrón; por ningún lado aparece el radical libre. Al descomponerse el átomo el radical libre es un cuerpo extraño, así el átomo no estará en equilibrio y armonía. Y obviamente no funcionará como es debido, es como si a vuestro auto le colocaras agua como combustible, no funcionaría pero si os dañaría. El principio de armonía siempre será el mismo – positivo – negativo y neutro. O lo que es igual, electrón – protón – y neutrón – el protón es más denso que el electrón que es más liviano en cuanto a masa, nosotros como neutrones cumplimos el papel de los famosos radicales libres, ellos adhieren al que tenga mayor atracción en este caso el protón por su densidad, a esto se debe que nuestro plano es de mayor oscuridad que luz, aunque estamos llamados a ser luz.
Parágrafo No. 192:

Leyes Homeopáticas.

Cuando vayas a enseñar tu verdad, enseña a dudar de tu verdad.

Dudas Homeopatía y Elementoterapia

¿Cuándo tendremos la explicación científica de su funcionamiento?
¿Con qué términos entendibles expondrá la homeopatía y la Elemento terapia?

Para la ciencia solo somos alternativos teóricos.
Por lo tanto tendré que utilizar las conjeturas y Refutaciones para clasificar las disciplinas de la homeopatía y la Elemento Terapia, en científicos o no científicos.
Por esto recomiendo el principio de Refutación – con este principio le podemos dar una teoría el calificativo de científica. Por lo tanto es necesario que permita formular proposiciones o predicciones de tal naturaleza.

Recordamos que una teoría que no sea Refutable no es científica, la Refutabilidad no es una virtud, sino un vicio, este principio es de gran utilidad teórica, pues permite separar la ciencia de la Seudo ciencia – El conocimiento firme de las conjeturas, la disciplina sería de la Charlatanería.

Ya es hora que homeopatía y Elemento Terapia, admitan que sus fenómenos trasciendan las leyes físicas conocidas y como ninguna de las dos han sido verificadas en el mundo de la química, la física y la farmacología, luego no cumplen las condiciones para ser reconocidas como ciencia.

La Homeopatía lleva 200 años tratando de ser reconocida y la Elemento Terapia, según ellos desde el comienzo de la humanidad, ya es bueno dejar las teorías de palabra, enunciados verbales a prueba de comprobación experimental, sin que ello signifique que no tenga importancia para el hombre y su cultura, o que por ese motivo tengan que ser falsas, la ciencia no pretende abarcar todo el conocimiento humano ni ser la depositaria única de la verdad.

La homeopatía y la Elemento Terapia son teorías comprobables en potencia, pero no comprobadas. Perteneciendo así al campo de las conjeturas o especulaciones.

Las teorías de estas dos medicinas no han demostrado aún ante la ciencia, sus teoremas principales por lo tanto pertenecen al dominio de las conjeturas. Si insistimos en presentarlo como ciencia legítima y no como conjetura le convierte automáticamente en Seudo ciencia.

Ver leyes arriba enunciadas pero no aclaradas ni demostradas en ninguna obra, las comprobaciones experimentales tienen que ser limpias, transparentes, abiertas a la presencia de los molestos escépticos, sin disculpas ante los fracasos reiterados, repetibles en todas partes con el fin de eliminar el fraude y la casualidad, libre de misterios sobrenaturales (elementoterapia) con controles serios y rigurosos al exponer, las exigencias y rigor y cuidado en las demostraciones deben ser también inusuales, además, hay que mostrar total respeto por la estadística y el rigor.

El pronóstico no tiene que ser determinístico, algunos pueden ser probabilísticos, pero deben ser validados, debidamente por medio del análisis estadístico.

Estas reglas de Asepsia experimental son los que han dado a la ciencia legítima el poder que ahora tiene.

Qué de raro tiene que tengamos el “gusto” por lo maravilloso y por lo misterioso, el tener pensamiento mágico, en tener la esperanza de encontrar la sobrenatural, sin hablar de la mitomanía y la charlatanería vanal. Recordamos que en el mundo de los vegetales y en la cultura también crece la maleza con desalentadora tenacidad.

Aunque hay teóricas no convencionales “mi mismo” que reconocemos con franqueza que algunos de los fenómenos que fundamentamos nuestras terapias caen por fuera del alcance científico, los fenómenos no científicos por su misma naturaleza, eluden cualquier intento de verificación, y en consecuencia no pueden criticarse desde la perspectiva científica, pero los fundamentos que tienen carácter científico sí.

Hay que reconocer que nadie ha demostrado hasta ahora la falsedad de las teorías que sirven de soporte a la homeopatía y a la Elemento Terapia, pero si es posible encontrar varios argumentos que convidan a la duda, básicamente son cuatro:

e) El evolutivo
f) El funcional
g) De consistencia científica
h) Y de evidencia experimental

Parágrafo No. 193:

Para reclamar el derecho a pertenecer a la ciencia legítima, es necesario que nosotras las alternativas expliquemos las funciones adaptativas, que tienen o tuvieron las representaciones Sanatotópicas, como los canales eléctricos y electromagnéticos, puntos acupunturano, Meridianos, Chacras, Nadis y las estructuras inteligentes, situadas en los diferentes órganos.

Ya es hora de hablar de terapéuticas válidas. ¿Cuánto debemos esperar para que ocurra este movimiento evolutivo?

Y que tal cuando nos han dicho que la Elemento Terapia es más antigua que el hombre, entonces, seguiremos esperando con paciencia infinita, pues aún no se vislumbra en la distancia ese promisorio futuro.

Se habla en forma vaga de resonancias electromagnéticas, de armonía, balancear, desbloquear o estimular la energía, o de neutralizar energías negativas, este punto de transmutación de energía en salud, es uno de los más oscuros en las terapias de curación energética, y es muy difícil someterlo a comprobación experimental.

Las alternativas no hemos explicado aún, como esa energía puede convertirse milagrosamente en curación.
Ni mucho menos hemos definido o sugerido como se lleva a cabo la Alquimia biológica de transmutación de energía en salud, ni por que la energía en su forma inmaterial se convierte en comodín para todo tipo de dolencia: la panacea de las alternativas.

Ya es hora de dejar la hostilidad y sentarnos los homeópatas y elemento terapeutas frente al tablero a demostrar y corregir los postulados, o es que un Pseudo científico no puede corregir a otro Pseudo científico, y dejar que lo califique, el químico, el físico y el farmaceuta, y porque no, hasta los mismos detractores de nuestro sistema.

Así la crítica sea inclemente, solo se salva aquel que pruebe tener la razón, ahora bien, para conferirle a estas dos alternativas el carácter de ciencia, debe primero demostrar por medio de experimentos repetidos y repetibles, presenciados por críticos que no tengan intereses directos en lo que se está demostrando, que su eficacia va más allá del efecto placebo – y esto no se ha hecho aún, recuérdese que los antibióticos no tardaron ni un semestre en convencer a todos los médicos del mundo de su poder antibacteriano. Pero para los fármacos homeopáticos, la comunidad médica está esperando desde hace más de doscientos años que los defensores presentemos las confirmaciones experimentales.

Es por esto que sólo creo en los resultados después de que otros colegas repitan con éxito los mismos experimentos que yo he realizado.

Lo más importante es la verificación de los fenómenos por parte de escépticos y opositores, o sea, los indispensables abogados del Diablo. Sólo con este dialogo experimental entre defensores y opositores es cuando se descubren las fallas y se exponen los defectos de las nuevas propuestas. Para que sobrevivan las teorías más aptas.

Ahora bien, todo lo dicho hasta ahora no significa que esté en contra de las osadas fantasías de los grandes creadores, ni de las ideas de alto vuelo, porque ya el sueño ha terminado y tenemos que aterrizar, es necesario someter nuestras fantasías al filtro de la experimentación, y no son suficientes los resultados positivos obtenidos por los defensores de la nueva teoría, ya que de cualquier teoría pueden obtenerse experiencias confirmatorias.

Ahora bien, cuando se tiene la razón no hay motivo de preocupación, sólo después de la tempestad viene la calma y el silencio de los opositores.

Sólo si todos estamos unidos, retomando las leyes, ajustando nuestro sistema, comprobándolo muchas y muchas veces para llegar al consenso, y así un nuevo fenómeno o una nueva teoría científica pasa a enriquecer el acervo cultural humano, sin este trabajo, la teoría no pasa de ser una hipótesis de trabajo. O porque cree compañero que le llaman a la homeopatía y a la elemento terapia literatura y ciencia ficción.

Y como solo hemos presentado una hipótesis de trabajo en estos 200 años, entonces no la consideran como Pseudo ciencia.

Parágrafo No. 194

Es importante que el escéptico confirme lo que los defensores del sistema afirmamos. Y lo peor es que los escépticos dicen que ha pasado mucho tiempo sin llegar al consenso, un hecho que hace pensar a más de uno que los pretendidos fenómenos homeopáticos y elemento terapéuticos no existen.

Y hasta afirman algunos, con gran elementalidad, que si fuesen verdaderos, hace tiempo lo sabríamos.

Para reconocer como verdadero un fenómeno, primero debe pasar por el filtro de múltiples experiencias confirmatorias, y ojalá provengan de los críticos.

Desconfiando de los fenómenos leves y sutiles, y desconfiar de los interesados directos en probar la existencia del fenómeno, y más si los experimentos son realizados por los autores del descubrimiento. Y triplemente exigente si el fenómeno en discusión muestra características extraordinarias.

Como lo que estoy exponiendo, afortunadamente no temo a las exigencias de los escépticos, hemos a los irritantes abogados del Diablo, ni a sus críticas; porque sé que un fenómeno es real, más temprano que tarde será aceptada su existencia por toda la comunidad. La historia de fenómenos falsos, pero que en algún momento fueron aceptados por los científicos, es larga y llana de incidencias curiosas.

En todas ellas el error se mantuvo casi siempre defendido por los autores del descubrimiento, hasta que al fin la evidencia experimental, controlada y repetida en diferentes laboratorios del mundo, termino por aclarar la situación, por eso algunos afirman que la ciencia es la única disciplina humana que se auto corrige.

 

Bibliografía:

 Nota: Libros heredados ancestralmente, por nuestros abuelos sabedores teguas, que manejaron desde 1880.

 Guía medica,  CHERNOBIZ, 1880.

Formulario  Magistral, DE DUJARDIN. (Trigesimocuarta edición). 1944.

La Oficina de farmacia, DORVAULT. 1930.

Tratado de farmacia, Dr. ANDRES BERMUDEZ 1943.

Medicina Domestica, Obra traducida por el Dr. Buchan. (Duodécima edición) 1883.

Recetario Domestico, Ghersi y Castoldi. 1923.

El Guardián de la Salud – Dr. Huberto O. Swartout. 

Plantas que curan y plantas que matan P.A.CARVAJAL

Libro Magistral de las Yerbas. PIO ARIAS CARVAJAL. 1957.

Formulario practico de Farmacia, DELIO ALZATE B. 1947

 
PRÓXIMA ENTREGA, FINAL DE LOS 200 PARÁGRAFOS DE LA SUPERFISIOLOGIA ESPIRITUAL HOMEOPATICA, Y HAREMOS UN INTRODUCTORIO SOBRE EL MIASMA HECHIZANTE, TOTALMENTE DESCONOCIDO POR LA HOMEOPATÍA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: